Jeff Hawkins finalmente está listo para explicar su investigación cerebral



Jeff Hawkins, un veterano de Silicon Valley que ha dedicado la √ļltima d√©cada al estudio de los misterios del cerebro humano, organiz√≥ una reuni√≥n con DeepMind, uno de los principales laboratorios de IA del mundo.

Los cient√≠ficos de DeepMind, propiedad de la empresa matriz de Google, Alphabet Holding, quieren crear m√°quinas que puedan hacer todo lo que el cerebro puede hacer. Hawkins fund√≥ una peque√Īa empresa con un objetivo: descubrir c√≥mo funciona el cerebro y luego recrearlo en funci√≥n del conocimiento adquirido.

La reunión, programada para abril en la oficina de DeepMind en Londres, no tuvo lugar. DeepMind tiene cientos de investigadores de IA a su disposición, trabajando con un equipo de neurocientíficos experimentados. Pero cuando Hawkins habló con Demis Hassabis, uno de los fundadores de DeepMind, antes de visitar, acordaron que casi nadie en el laboratorio de Londres entendería su trabajo.

Hawkins dice que antes de que podamos crear inteligencia artificial, necesitamos explicar la inteligencia humana. Solo así podremos crear máquinas que realmente funcionen como un cerebro. "No es necesario reproducir todo el cerebro", dijo. "Pero debe comprender cómo funciona y reproducir sus partes más importantes".

En su compa√Ī√≠a Numenta, esto es exactamente lo que pretende hacer. Hawkins tiene 61 a√Īos; comenz√≥ su carrera como ingeniero, cre√≥ dos compa√Ī√≠as inform√°ticas cl√°sicas: Palm y Handspring, y a√ļn estudi√≥ neurobiolog√≠a en el camino.

Ahora, despu√©s de m√°s de una d√©cada de trabajo casi imperceptible en Numenta, cree que √©l y varios investigadores que trabajan con √©l ya est√°n en camino de resolver el problema. En una conferencia en los Pa√≠ses Bajos, present√≥ su √ļltimo estudio, que, dijo, explica el funcionamiento interno de las columnas corticales, el principal componente de las funciones cerebrales.

Es dif√≠cil predecir c√≥mo responder√° una amplia comunidad de investigadores al trabajo de Hawkins: ¬Ņdecidir√°n que vale la pena explorar el estudio m√°s profundamente? ¬ŅO simplemente est√°n culpando a Hawkins por estar al borde de la confianza en s√≠ mismos y demasiado poco ortodoxo en sus m√©todos?



Todo este tiempo, Hawkins siguió su propia idea integral de cómo funciona el cerebro. Este es un paso más allá del alcance de la mayoría de los proyectos neurocientíficos, ya sea el estudio del cerebro de una mosca de la fruta o el estudio de las características de la visión humana.

La base de su teor√≠a son las columnas corticales. Son una parte importante de la neocorteza, la parte del cerebro que controla la visi√≥n, la audici√≥n, el lenguaje y la inteligencia misma. Los neurocient√≠ficos a√ļn no tienen consenso sobre c√≥mo funciona la neocorteza.

Hawkins está convencido de que las columnas corticales manejan cada tarea de la misma manera, que es una especie de algoritmo informático que se repite una y otra vez. Este es un enfoque lógico del cerebro para una persona que ha creado dispositivos informáticos durante décadas.

Todo lo que necesita hacer es descubrir el algoritmo.

A muchos neurocientíficos les gusta esta idea, alguien persigue un enfoque similar. Muchos elogian a Hawkins por su disposición a pensar de manera tan amplia. Ser individualista en el mundo académico y en el mundo de la investigación básica no es fácil. Pero un poco más fácil si puedes financiar tu propio trabajo, como lo hace Hawkins.

Sin embargo, algunos investigadores se preguntan si su actividad autofinanciada, aislada de las dificultades de los lazos acad√©micos, ¬Ņes un hobby lejos de la realidad? Examinan el cerebro en partes peque√Īas por una raz√≥n muy razonable: comprender c√≥mo funciona todo junto es una tarea monumental y dif√≠cil de cubrir.

"Obviamente, necesitamos una mejor comprensión de la inteligencia", dijo Tomaso Poggio, neurocientífico del Instituto de Tecnología de Massachusetts, quien presentó a los editores de Hawkins y Hassabis. "Pero Jeff ha elegido un camino difícil".

Si el trabajo de Hawkins tiene √©xito, puede ayudar a los investigadores a ir mucho m√°s all√° de lo que vemos hoy. En los √ļltimos a√Īos, compa√Ī√≠as como Google, Apple y Amazon han creado veh√≠culos no tripulados, dispositivos que responden preguntas de diferentes habitaciones y aplicaciones para tel√©fonos inteligentes que traducen instant√°neamente idiomas extranjeros.

Dependen de las redes neuronales, que son sistemas matemáticos, solo hasta cierto punto similares a las redes de neuronas en el cerebro. Los científicos no pueden reproducir el cerebro, ya que solo entienden ciertas partes de la imagen de su trabajo. Por supuesto, no pueden simplemente tomar y copiar sus capacidades.

"El cerebro es, con mucho, la parte más difícil de la materia del universo conocido, en cualquier medida", dijo Christoph Koch, investigador principal y presidente del Instituto. Paul Allen "Ni siquiera entendemos el cerebro del gusano".

El llamado a explicar el cerebro.


En un artículo de 1979 de Scientific American, Francis Crick, un premio Nobel de investigación de ADN, pidió una teoría cerebral integral que pudiera explicar este órgano "increíblemente misterioso".

Hawkins se gradu√≥ de Cornell en 1979 con una licenciatura en ingenier√≠a el√©ctrica. En los a√Īos siguientes, trabaj√≥ en Intel y Grid Systems, una de las primeras compa√Ī√≠as de computadoras port√°tiles. Pero despu√©s de leer un art√≠culo en una revista, decidi√≥ que era el cerebro el que se convertir√≠a en el trabajo de su vida.

Propuso la creación de un laboratorio de neurociencia en Intel. Después de rechazar la idea, ingresó en la Universidad de California en Berkeley. Una solicitud para su tesis doctoral también fue rechazada. Se podría decir que era un paria.

En 1992, Hawkins fundó Palm Computing. Una década y media antes del iPhone, creó una computadora portátil masiva. Cuando contrató a una directora ejecutiva, Donna Dubinski, inmediatamente le advirtió que lo antes posible, dejaría su trabajo en Palm y volvería a la neurociencia. "Siempre giraba en el fondo", dice Dubinsky.

US Robotics compr√≥ Palm en 1996 por $ 44 millones. Despu√©s de unos dos a√Īos, Hawkins y Dubinsky se fueron para fundar Handspring. Palm, que se independiz√≥ nuevamente en 2000, adquiri√≥ Handspring por $ 192 millones en 2003.

Alrededor del segundo acuerdo, Hawkins estableció su propio laboratorio de neurociencia. Pero ella no duró mucho. No pudo reunir suficientes académicos centrados en su teoría cortical. Entonces, junto con Dubinsky y el investigador de IA Dilip George, fundó Numenta.


Jeff Hawkins (izquierda), Dilip George (centro) y Donna Dubinsky. A√Īo 2005

La compa√Ī√≠a pas√≥ a√Īos tratando de crear y vender software, pero al final, despu√©s de que George se fue, se centraron en un solo proyecto. Financiado principalmente por Hawkins (no dice cu√°nto invirti√≥ en √©l), el √ļnico prop√≥sito de la compa√Ī√≠a es explicar el neoc√≥rtex y luego reproducirlo.

Taza de cafe


En Numenta, Hawkins se sienta en una peque√Īa oficina. Otros cinco neurocient√≠ficos, en su mayor√≠a autodidactas, trabajan en otra habitaci√≥n fuera de la puerta.

Hawkins dice que el momento de la iluminaci√≥n lleg√≥ hace dos a√Īos y medio cuando estaba sentado en su oficina mirando una taza de caf√©.

Tocó la copa y pasó un dedo por el borde. Luego se puso de pie de un salto y salió corriendo por la puerta.

Corrió precipitadamente hacia su esposa, que acababa de ir a almorzar, y se topó con su colaborador más cercano, Subutai Ahmad, vicepresidente de investigación. "Cortex conoce el estado de las cosas", dijo Hawkins. Ahmad tampoco tenía idea de lo que estaba hablando.

Cuando Hawkins miró la copa, se dio cuenta de que las columnas corticales no solo perciben sensaciones, sino que también conocen la ubicación de estas sensaciones en el espacio. Memorizan el mundo en tres dimensiones, no en dos. Todos los matices se recuerdan en relación con lo que estaba alrededor.


Hawkins, Subutai Ahmad y Donna Dubinsky. Numenta oficina. A√Īo 2018

Hawkins cree que si las columnas corticales procesan la información visual y táctil de esta manera, perciben el sonido, el lenguaje e incluso las matemáticas de manera similar. Desde entonces, ha estado trabajando en una prueba de esta idea.

"Cuando el cerebro construye un modelo del mundo, todo ocurre en relación con todo lo demás", dijo Hawkins. "Así es como él entiende todo".

La fuente de tensión entre Hawkins y otros investigadores no es en absoluto que crean que está equivocado. Simplemente no saben esto porque él está tratando de hacerlo de una manera completamente diferente. Y tan tremendamente ambicioso.

Para un mayor desarrollo de la ciencia, lo que Hawkins está trabajando no puede permanecer en segundo plano. Sus ideas pueden ser recompensadas experimentando con otros neurocientíficos, dijo Nelson Sprouston, director senior de Janelia Research Campus, un laboratorio de investigación en neurociencia en Virginia. "El ciclo continuo de prueba y revisión de modelos de computación neuronal impulsado por la biología es la clave para desarrollar teorías cerebrales innovadoras", dijo.

Parafraseando, Hawkins necesita tener la oportunidad de investigar a fondo su trabajo y encontrar una forma de interactuar con científicos que, muy probablemente, nunca miraron el cerebro como lo hizo.



En este momento, Jeff Hawkins y sus colegas de Numenta están preparando una traducción de un gran artículo científico: " Una teoría de cómo las columnas en la neocorteza permiten aprender la estructura del mundo ". También planean traducir su segundo artículo principal, Un marco para la inteligencia y la función cortical basada en celdas de cuadrícula en Neocortex .

Source: https://habr.com/ru/post/439410/


All Articles