Primero

Thomas giró bruscamente el volante hacia la izquierda, las ocho ruedas de su "cangrejo" crujieron en protesta, cavando en el suelo.

"Te doy cinco minutos", llegaron los auriculares. La voz de Julia luchó a través del ruido: condujo demasiado lejos de la estación.

"Tres son suficientes para mí".

- ¬ŅSeguro?

- ¬ŅMe est√°s tomando el pelo? Grit√≥ al micr√≥fono.

Thomas hizo una mueca. No planeaba responder con tanta dureza. Pero él conocía el alivio, estudió cada centímetro de él. Meses de preparación, informática, disputas, planificación. Fotos, fulminó con la mirada el recuerdo. No podía estar equivocado.



Tiene solo cinco a√Īos. Edad suficiente para saber acerca de la muerte, pero no suficiente para aceptar el concepto en s√≠. Edad suficiente para temer al infinito, pero no lo suficiente como para inspirarse en √©l.

"¬ŅPor qu√©, por qu√©, por qu√© no puede volver?"

Mi padre se frot√≥ el cuello con la mano, un gesto involuntario que, como Thomas pudo saber, no significaba enojo, decepci√≥n. Mi padre conoci√≥ esto por primera vez: noticias aparentemente insignificantes, una pregunta inocente sobre Marte, y ¬°bang! - l√°grimas L√°grimas, l√°grimas, l√°grimas sin fin. Pero, ¬Ņc√≥mo tranquilizar a Thomas ahora?

"√Čl ... mmm ... ten√≠a una tarea". Y lo hizo bien, muy bien. Luego lo super√≥, y m√°s de una vez. Pero ellos ... umm ... nunca encontraron una forma de sacarlo de all√≠.

"Es ... deshonesto". ¬°√Čl est√° all√≠ SOLO UNO! - La injusticia m√°s severa. Los sollozos se convierten en un rugido.



"Cangrejo" cruzó la cresta de la duna y se precipitó. El timbre de advertencia chirrió: una manguera se rompió. Típico de la tecnología marciana: llega de la Tierra, reluciente con pintura fresca, que pronto será destrozada por las tormentas marcianas. Los marcianos solo bromean con tristeza. "Marte te sobrevivirá y te escupirá", se quejan en el taller. "Nada construido en la Tierra verde suave ha sobrevivido en Marte".

Excepto el primero.



La mano de padre descansaba sobre la cabeza de Thomas, acariciando su cabello.

- Hablé con amigos sobre él. Y uno me dijo así: nos está esperando. Para esto, se quedó allí.

Thomas miró a su padre con recelo. Ya estaba familiarizado con las evasiones de los adultos: sus padres más de una vez suavizaron los rincones afilados de este mundo cruel para él, y se enfureció.

- Esperando? Alguien específico?

- nosotros. Todos nosotros - Padre relajado. Conoc√≠a a su hijo y sab√≠a c√≥mo "leer" su voz, reconoci√≥ la calma despu√©s de la tormenta. "√Čl ... como WALL-E ". Explorando el planeta para nosotros, preparando una cabeza de puente. La gente no puede simplemente tomarlo e ir all√≠; si no fuera por √Čl, se quedar√≠an en la Tierra.

- ¬ŅY cu√°ndo iremos? Pregunt√≥ Thomas impacientemente. "¬ŅQu√© tal ... ahora?"

"No creo que pueda, nunca", respondió el padre. "Pero apuesto a que puedes".



Thomas fulminó con la mirada la pared roja que se acercaba. Tormenta de polvo, un efecto secundario de los métodos primitivos de terraformación. Millones de toneladas de tierra marciana impulsada por el viento. Si la tormenta alcanza a Thomas, será ... digamos, no es bueno. Pero si se pierde el Primero ahora, es poco probable que pueda encontrarlo nuevamente.

Entonces perdieron el Primero antes. Llegaron (¬°cu√°ntos a√Īos han pasado!) En la estaci√≥n de Sagan , no tan cerca de donde permaneci√≥ el Primero. Siempre quisieron encontrarlo. Pero el proceso de terraformaci√≥n levant√≥ constantemente tormentas de polvo, y perdieron Su se√Īal. Encontrado de nuevo, y nuevamente perdido. Se durmi√≥, rod√≥, carg√≥ y se durmi√≥ nuevamente, de a√Īo en a√Īo. Y con los a√Īos, la se√Īal son√≥ m√°s d√©bil.

Thomas estaba preocupado. Con el tiempo, la emoci√≥n lo dominaba cada vez m√°s. Encontr√≥ personas de ideas afines. En su tiempo libre, discut√≠an sobre los vectores de deriva, hac√≠an mapas del movimiento de las dunas. Y con horror esperaban que la pr√≥xima tormenta de polvo ahogara la se√Īal para siempre.

Thomas no permitirá que esto suceda. No lo permitiré.

Beep

La mirada de Thomas salt√≥ a la pantalla. Aqu√≠ est√°, una se√Īal! Su voz, que en un momento atraves√≥ f√°cilmente el abismo del espacio, y ahora solo jadeaba l√°nguidamente, pidiendo ayuda.

Beep Beep Beep Bip bip bip bip bip - ahogado por el rugido de la arena, el crujido de los glaciares desmoronados, el estruendo de las avalanchas descendentes y las minas colapsadas - corriendo, saltando, cayendo sobre Thomas. Remolino polvoriento. La revisión cayó a cero.

Pero la se√Īal estaba llamando. El primero est√° muy cerca.

Thomas se cay√≥ del "cangrejo" y se arrastr√≥ hacia adelante con dificultad. El viento agit√≥ violentamente su traje espacial. Sirena de emergencia, silbido - ¬°descompresi√≥n! Por el polvo brutal, el cristal del casco se atenu√≥ instant√°neamente. No le importaba. En alg√ļn lugar en la distancia, Julia grit√≥ en el micr√≥fono su nombre. Sab√≠a que era una locura, que no ten√≠a sentido, pero tercamente se arrastr√≥ contra el viento, sintiendo ...

- plano liso. √Āngulo agudo Thomas levant√≥ el lanzador de l√≠nea y dispar√≥. Lin golpe√≥ el metal, justo a tiempo: la duna, sostenida por una tormenta, se arrastr√≥, amenazando con enterrar a la Primera una vez m√°s. Pero la tenca aguant√≥, y Thomas lo colg√≥ con una garrapata, arrastr√°ndose lentamente bajo la protecci√≥n del "cangrejo". Cerr√≥ los ojos y se permiti√≥ relajarse. Eso es todo! Lo hicieron Ya no perder√°n el Primero.



Cuando se le pregunt√≥, dio las respuestas correctas. ‚ÄúPara la investigaci√≥n. Poner experimentos cient√≠ficos. Por el futuro de la humanidad. Sab√≠a lo que la comisi√≥n esperaba escuchar de los candidatos. Por qu√© ¬ŅPor qu√© es este boleto de adoquines rojos unidireccional en la oscuridad infinita? √Čl crey√≥ sus respuestas. Ahora que es un hombre, dej√≥ atr√°s saltos infantiles. Thomas vuela porque es necesario.

Pero justo antes de su partida, su padre lo abrazó ...

- Es mi culpa. Te golpe√© la cabeza con est√ļpidas historias ...

- Papá, tengo una licenciatura en biofísica. Me he estado preparando para esto desde el instituto. Yo quiero ...

"... ¬Ņencontrarlo?" - Padre se frot√≥ el cuello con la palma de la mano. Cuello manchado, palma seca y arrugada. - Durante muchos a√Īos solo hablaste de esto.

- A√Īos - hasta que se me quebr√≥ la voz. Pero s√≠, incluido eso. Para encontrarlo - Thomas dud√≥. ¬ŅQu√© puedo decir, mirando a los ojos del padre por √ļltima vez en su vida? - Escribir√© todas las semanas. ¬ŅCu√°ndo ser√° el canal libre?

La mano de padre encontró su palma. Dos anillos de boda en una fina cadena.

"Llévalo a Marte, Thomas", dijo su padre con orgullo. - Llévame a mamá y a mí a Marte.



Thomas dio vida a la voz de Julia en los auriculares.

- Hay un transportista! La recepción es constante. Nadie cree que tuviste éxito.

Se movió, saliendo de un montón de arena. Luego comenzó a destrozarlo con las manos. Había palas, herramientas en el "cangrejo", pero ahora no pensaba en tales tonterías.

- ¬ŅC√≥mo est√° la cabeza de la base - desgarro y mezquita?

Julia se ri√≥ en su auricular, m√°s bien, incluso gru√Ī√≥. ¬°Qu√© chica tan inteligente es!

- Ella no está enojada. Absolutamente Tu hallazgo ... gente inspirada. No tienes idea de cómo. - Una breve pausa. - Lo estaremos pronto.

Thomas no respondió de inmediato. Su lengua estaba hinchada, sus ojos estaban llorosos. El fino polvo rojo fluía en corrientes, liberando la cámara panorámica: cajas feas en el cuello tubular. Thomas continuó cavando.

"¬ŅQui√©nes somos?"

"Somos todos ".



Caminaron hacia el cangrejo, como mariposas en llamas. Aparcamos, planeamos, aterrizamos un poco, salimos de nuestros vehículos y caminamos hacia Thomas, que todavía estaba cavando. Como los peregrinos.

Nadie lo ayud√≥ a cavar, pero por alguna raz√≥n parec√≠a que era necesario. Simplemente lo miraron desde una distancia de varios metros, incluso Julia. Se atrevi√≥ a la arena de los paneles solares. Sus manos atravesaron los cables, cuyo acero trenzado, seg√ļn recordaba, se derriti√≥ de los restos de los rascacielos, iconos de la Tierra colapsados. La multitud, sin decir una palabra, se ri√≥ de alegr√≠a cuando abri√≥ las ruedas. Todos los transmisores de los trajes funcionaron, pero nadie dijo una palabra, solo Galima tarare√≥ en un susurro.

Thomas conectó el cable de la tableta al tablero y se congeló; un suspiro apretado de docenas de personas que salían de los auriculares lo hizo darse la vuelta. Julia tenía razón: todos estaban detrás de él. La estación de Sagan ahora estaba vacía: todos los marcianos estaban aquí, todos a la vez.

Todos los marcianos vinieron a ver al Primero. El primer marciano.

Los dedos de Thomas con guantes gruesos recorrieron la tableta. Baile de luces, murmullo de engranajes, majestuosa pirueta de c√°maras. Thomas sab√≠a que, de hecho, no los "miraba", pero parec√≠a as√≠: el primer marciano se despert√≥ de un largo sue√Īo y mir√≥ al resto de los marcianos.

Como si dijera: "¬°Bueno, finalmente!"

La gente lloraba. Su secreto sali√≥ a la superficie, un secreto que muchos de ellos ni siquiera sab√≠an. Este momento fue una peque√Īa parte de lo que los llev√≥ a cruzar el abismo de la oscuridad, convertirse en marcianos, llevar a la humanidad a una nueva ronda de espiral:

- Pero algunos, una peque√Īa parte de cada uno de ellos solo estaba ansioso por encontrar la Oportunidad .

Thomas dejó la tableta. Se ejecutaron programas de autodiagnóstico, las baterías se estaban cargando, las actualizaciones del programa se descargaron en la memoria del móvil. La parte técnica del trabajo estaba hecha. Su mano se deslizó en su bolso de la cintura y sacó un contenedor sellado. Con gran precaución, colgó su regalo en el "cuello" del rover.

La plataforma con cámaras giradas. Dos anillos de boda se balanceaban debajo de él en una delgada cadena.

Agotado, Thomas se dirigió hacia la multitud.



Algunos creían que el primer lugar en el museo. Pero los fanáticos, con Thomas a la cabeza, prevalecieron. Reemplazaron las baterías, arreglaron las ruedas, en lugar de descomponer los paneles solares, instalaron modernos nanofotos sintetizadores. Actualizaron las computadoras a bordo solo un poco, lo suficiente como para que funcione la interfaz virtual, y el Primer Marciano siempre tuvo la oportunidad de pedir ayuda a otros marcianos, si surgiera tal necesidad.

Luego lanzaron la Oportunidad en un viaje interminable a través de Marte.

El rover nunca más se perderá. El seguimiento de sus movimientos se ha convertido en una tradición, el primer trabajo para jóvenes ingenieros. Con el tiempo, los marcianos comenzaron a creer que los recién llegados deberían, durante los primeros meses de su estadía en el planeta, hacer una peregrinación al rover, donde sea que la ruta lo lleve. Las vacaciones para este tiempo siempre se proporcionan, sin preguntas innecesarias. Cada peregrino, cada nuevo marciano, toca suavemente el rover, dos veces, y se pone en camino.

La gente suele jurar que cuando hacen esto, la vieja sonda gira las cámaras para mirarlas. Por supuesto, todo esto es ficción.

Pero nadie se ríe de ellos.



Oportunidad

Del editor de la revista Wired, que public√≥ la historia original: una vez, uno de nosotros hizo una pregunta en Twitter: qu√© hacer con un ni√Īo de cinco a√Īos de luto por un rover que no estaba destinado a regresar a casa. John Rogers nos pidi√≥ que esperemos un par de horas, y luego envi√≥ esta historia. Gracias John

De un traductor: Como quieras, pero leí y lloré.

Source: https://habr.com/ru/post/440500/


All Articles