Ser tecnofóbico no tiene sentido, incluso si la tecnofobia está justificada



Varias de las novelas de Kurt Vonnegut tienen el planeta ficticio de Tralfamador. Sus habitantes viven en cuatro dimensiones y ven a la vez todo el tiempo de principio a fin. Saben c√≥mo comenz√≥ el universo y saben c√≥mo va a morir: los cient√≠ficos de prueba de Tralfamador lanzar√°n un s√ļper motor, explotar√° y destruir√° todo. Pero ni siquiera est√°n tratando de prevenir una cat√°strofe. No hay indicios en su pensamiento de que el curso de los eventos deba cambiarse. Contin√ļan avanzando hacia este motor, porque en su mundo todo lo que sucede ya ha sucedido.

A veces me parece, pensamos de la misma manera, solo un poco menos consciente. La idea de que no se puede detener el progreso nos da un optimismo inquebrantable. Si no se detiene, entonces todo va como est√° y hay continuos √©xitos sin fin por delante. Debemos relajarnos y remar con la corriente. Incluso los escenarios inquietantes responden en un rinc√≥n de la conciencia con deleite rom√°ntico. "¬ŅLos autos se volver√°n inteligentes y matar√°n a todos?" Clase! ¬°Como una pel√≠cula! Se refiere a esto con un grave pesimismo, casi una locura.

Est√° claro que la realidad siempre es m√°s aburrida que la ficci√≥n, y los alarmistas y los luditas suelen morir antes de que el progreso justifique sus temores. Pero seg√ļn algunos futur√≥logos, incluso en nuestra vida podemos ser testigos de grandes puntos sin retorno, que estamos felices de apresurar a toda velocidad.



Recientemente, fillpackart escribió una columna sobre niveles de abstracción en lenguajes de programación modernos. Supuestamente, entre el código y la ejecución en el hardware hay tantas capas automatizadas de interpretación y compilación que comenzamos a perder el control sobre cosas de bajo nivel.

Discutimos mucho este tema y, por supuesto, no creemos que todos los programadores deban abandonar los lenguajes familiares y cambiar a un martillo con un soldador. La abstracción es genial. Capacidades modernas, facilidad para resolver problemas y nivel de comodidad: todo está bien. Probablemente, ser desarrollador es genial como nunca antes.

Pero el mundo es una cosa llena de paradojas. Pensar en lo que suceder√° con la industria en diez a√Īos parece importante. Pero despu√©s de 60‚Äď70‚Äď170, de alguna manera ya no es tanto. Es como si no nos preocupara. Incluso si sobrevivimos, para entonces la presi√≥n atmosf√©rica y las llamadas de los nietos ser√°n m√°s importantes para nosotros. Pero al menos por un segundo, imagine lo que suceder√° si aumenta constantemente el grosor de las abstracciones y aumenta la comodidad de la programaci√≥n. Si automatizas, automatizas y automatizas.

Creo que en este caso, los descendientes de nuestros descendientes heredar√°n la "caja negra", una tecnolog√≠a que funciona por s√≠ sola, entendible solo para √©l y para nosotros, creadores muertos hace mucho tiempo (que dejaron alg√ļn tipo de documentaci√≥n ilegible de anta√Īo), de alguna manera. La tecnolog√≠a no necesitar√° saber, solo necesita mantenimiento. Y estoy seguro de que sobre esto el negocio de TI construir√° su cultura, y cada manifiesto leer√°: "No llegue al n√ļcleo de la tecnolog√≠a, solo deje que resuelva problemas".

Imag√≠nense c√≥mo ser√≠an las conversaciones entonces, en el a√Īo 2199. Probablemente algo en el esp√≠ritu: "Seg√ļn nuestras observaciones, si decimos el sistema la palabra" cumplir ", resultar√° 0,8 segundos m√°s r√°pido que si decimos" hacer ". Y si mantiene una pausa de tres segundos al final del discurso de apertura y luego agrega "esp√°rragos", la conversi√≥n aumentar√° en un 3% ".

Y si tiene una mejor opinión de la humanidad, mire a las personas que pusieron un enlace en Facebook en el primer comentario. Hoy estamos comenzando bailes "justificados racionalmente" con una pandereta junto al fuego, si solo el algoritmo popular solo cierra un poco la pared con nosotros.





La pregunta realmente importante no es "¬ŅLa tecnolog√≠a se convertir√° en una caja negra", sino "Cu√°ndo suceder√° esto". Y hay personas mucho m√°s inteligentes que yo que creen que la magia, en lugar de la ciencia, comenzar√° antes de lo que me pareci√≥.

El verano pasado, escuché un discurso de Leonid Tkachenko de MTS en una conferencia de big data. Al principio habló sobre la muerte de una empresa de telecomunicaciones, luego divirtió a la gente con predicciones:
Existe una teor√≠a sobre la singularidad tecnol√≥gica. La inteligencia humana est√° creciendo muy lentamente, mientras que la inteligencia artificial est√° creciendo r√°pidamente. Estamos progresando de manera contundente, apare√°ndonos accidentalmente cuando externamente le gusta a alguien, y la evoluci√≥n humana es lenta. Somos lo mismo que hace un mill√≥n y medio de a√Īos. El cerebro progresa durante mucho tiempo porque todo sucede al azar.

Cuando hablamos de IA, la entrenamos a prop√≥sito para mejorarla cada vez m√°s. No se empareja con nadie por accidente; hace lo que queremos. Y seg√ļn algunas estimaciones, la inteligencia artificial alcanzar√° a los humanos en 2030‚Äď40.

Esto significa que el progreso tecnológico irá más allá. El no se detendrá. Pero la IA lo moverá. No podremos entender lo que se le ocurrió, y él continuará haciendo avances tecnológicos.

Y hay una pregunta √©tica separada: ¬Ņfuncionar√° en nuestra contra? ¬ŅCu√°nto podemos controlarlo? Despu√©s de todo, √©l ser√° m√°s fuerte. Si √©l trabajar√° por nuestro bien, o nos convertiremos en vacas.

Las vacas viven en la Tierra, nadie las extermina. Pero las vacas ni siquiera entienden que las personas a√ļn viven en la Tierra y las usan como quieren. S√≠, las vacas no se borran de la faz de la Tierra, pero los due√Īos de la vida ahora, por supuesto, estamos contigo. En alg√ļn momento, alguien m√°s puede convertirse en el propietario, esto puede suceder. Y este momento est√° cerca.

Leonid, cuando dijo esto, se bas√≥ en las predicciones de Vernon Vinge y Raymond Kurzweil. Vinge es escritor, y aunque el t√©rmino "singularidad tecnol√≥gica" le pertenece, su pron√≥stico es demasiado optimista (¬Ņpesimista?). Supuestamente, perderemos el control sobre el progreso tecnol√≥gico para 2030. Kurzweil es ingeniero y cont√≥ un poco m√°s de tiempo, para 2045.

Ambos pronósticos se basaron en la ley de Moore sobre un aumento constante en la frecuencia de los procesadores. "Se trata de hardware y software", dijo Kurzweil en 2006.
En mi libro, La singularidad est√° cerca, escrib√≠ que necesitamos lograr 10 billones (10 16 ) de operaciones por segundo para proporcionar el equivalente funcional de todas las √°reas del cerebro, incluso menos seg√ļn algunas estimaciones. Algunas supercomputadoras ya est√°n en alrededor de 100 billones (10 14 ), y llegaron a 10 16 para el final de esta d√©cada.

Las supercomputadoras con un bill√≥n de operaciones ya est√°n en el proyecto, y dos fabricantes japoneses planean llegar a 10 16 en unos pocos a√Īos. Para 2020, las computadoras con 10 billones de operaciones costar√°n mil d√≥lares.

El hecho de que el hierro alcance tales capacidades fue controvertido cuando escribí el primer libro en 1999, y ahora esta es una opinión muy popular. Las disputas ahora conducen más a los algoritmos.

Pero ahora, en 2019, uno puede ver c√≥mo las previsiones de Kurzweil, si no se hacen realidad, al menos se est√°n alejando. En primer lugar, los algoritmos y las formas de bombear hierro fueron de formas ligeramente diferentes. Casi al mismo tiempo que Kurzweil escribi√≥ esto, los fabricantes comenzaron a cambiar a arquitecturas multin√ļcleo, lo que complicaba un poco la ley de Mura. Y la supercomputadora m√°s poderosa de la actualidad, que comenz√≥ a dise√Īarse en el mismo 2006, maneja solo doscientos trillones de operaciones por segundo. Todav√≠a hay un largo camino para completar la reconstrucci√≥n del cerebro, y a√ļn m√°s a un costo de mil d√≥lares.

Las otras predicciones de Kurzweil parecen completamente fant√°sticas. Por ejemplo, el primer intento de promover la realidad virtual fracas√≥, aunque Kurzweil contaba con un movimiento completo al mundo virtual hace un par de a√Īos. Los nanorobots implantados en la cabeza, que aumentar√°n enormemente nuestras habilidades, tambi√©n existen solo en pel√≠culas y libros.

Por otro lado, ahora casi todas las fallas tecnol√≥gicas se responden "solo que a√ļn no ha llegado el momento". El optimismo, el pesimismo y la sensaci√≥n de inevitabilidad no pueden ser eliminados de su cabeza por ninguna l√≥gica, como si todo lo predicho ya hubiera sucedido en Tralfamador, simplemente no podemos ver la fecha exacta.





Si la pregunta ‚Äúcu√°ndo‚ÄĚ se decide solo por expectativa, entonces la elecci√≥n ‚Äúser optimista o pesimista‚ÄĚ debe ser hecha por nosotros mismos.

Kurzweil no parece tener una sola gota de tecnofobia. Es un optimista raro y hasta el día de hoy cree que la singularidad se está acercando, y esto no es un problema, sino un desafío, nuestra indulgencia, para finalmente comenzar a aumentar los cerebros orgánicos con algo que tenga piezas de hierro y microprocesadores. Y más allá del horizonte de la singularidad, no se trata de una pérdida de control sobre la tecnología, no es un escenario cuando la IA se despierta y nos mata a todos, sino una revolución, como resultado de la cual una persona finalmente dejará de ser un ser puramente biológico.

El presentador del programa Origins en National Geographic, Jason Silva, cree que esto ya sucedió, simplemente no nos dimos cuenta, porque no sucedió en una escala de ciencia ficción, pero como siempre sucede en realidad, de manera gradual y mundana:
Kurzweil y Kevin Kelly dicen que continuaremos aumentando nuestro pensamiento, brindando más y más formas de procesar información a portadores no biológicos. La IA no se rebelará contra nosotros, haremos que nuestra propia inteligencia sea cada vez más artificial.

Pero ya estamos descargando parte de la conciencia en portadores artificiales. Cuando escribimos algo en papel, parte del pensamiento ocurre solo en este papel. Parte del pensamiento es que movemos el mango. Parte del pensamiento ocurre cuando miras tus propios pensamientos, descargados en papel y reaccionas a lo que escribiste t√ļ mismo.

El entorno artificial ya es parte del aparato de pensamiento. Los fil√≥sofos David Chalmers y Andy Clark expresaron la tesis sobre la "conciencia expandida", seg√ļn la cual, un tel√©fono inteligente ya es una adici√≥n al pensamiento, y ese pensamiento no se limita al cerebro, esa conciencia realmente existe en el circuito de retroalimentaci√≥n entre el cerebro, las herramientas y el entorno. Es por eso que decimos que nuestros pensamientos esculpen el entorno y que el entorno afecta a los pensamientos. Todo lo que creamos nos crea a nosotros tambi√©n. No hay "estamos en contra de ellos". Hay una gran inteligencia distribuida, que consta de partes biol√≥gicas y no biol√≥gicas.

Por lo tanto, creo que no tenemos nada que temer. Son solo miles de millones de peque√Īos pasos los que ampl√≠an nuestra capacidad de crear.

Su actitud optimista se basa en el hecho de que no sucederá nada nuevo y que no habrá nada de lo que perder el control. Que, al desarrollar tecnología, bombeamos nuestra propia conciencia, y estas cosas son inextricables. Si te fijas bien, esto tiene sentido. Por encima de todo, por ejemplo, me llama la atención nuestro sentido interno del tiempo, completamente construido sobre herramientas.

Habiendo inventado y escrito "horas en papel" horas, minutos y segundos, comenzamos a medir todo con ellos a primera vista inconscientemente. Puedes sumergirte en cualquier negocio y terminarlo sin pensar en entender: "Pasé tres horas". Puede dejarse llevar por la película para olvidarse de todo, pero en los créditos claramente siente que han pasado dos horas. Pero si le quitas todo el entorno, todas las herramientas y todo el trabajo, la conciencia del tiempo comenzará a escaparse de la conciencia. Una persona, después de pasar una semana en una cueva oscura, se equivocará al evaluar el tiempo transcurrido durante varios días. Incluso sentado en una habitación vacía, es imposible evaluar si ha pasado una hora o dos. Resulta que la sensación del tiempo no vive dentro de la conciencia, sino afuera.

Y vivimos muy bien con el hecho de que el conocimiento de la humanidad se ha almacenado durante mucho tiempo no en el cerebro, sino en medios externos. Que toda la civilizaci√≥n, la infraestructura y la comunicaci√≥n se basan en cosas descargadas de la memoria. Esto es normal porque los transportistas parecen a√ļn m√°s confiables y comprensibles que nuestro propio cerebro.

Pero la tecnolog√≠a moderna se basa en una paradoja divertida. Las personas no conf√≠an en su conciencia e intentan consolidar todo lo que est√° m√°s all√° de ella y, al mismo tiempo, consideran que la conciencia humana es el controlador m√°s confiable. Pero si una persona es tan impredecible y los mecanismos son tan claros y confiables, ¬Ņpor qu√©, por ejemplo, las directivas militares proh√≠ben el desarrollo de sistemas de IA sin control humano?

¬ŅPesimismo irracional en la corriente del optimismo?

El control, la piedra angular de la paradoja del progreso moderno, es lo √ļltimo que estamos dispuestos a dar al entorno externo, aunque nosotros mismos no confiamos en √©l.





Soy pesimista en la vida, pero sé que es mejor mirar todo con optimismo. Cuanto más accesible sea la tecnología, más automatizado estará todo, más fácil será vivir. Los problemas harán clic como nueces. Soy optimista sobre la tecnología, como volar en un avión. Para volar con comodidad, debes creer que aterrizarás. Es fácil, porque las posibilidades son muy altas. Pero siempre existe la más mínima posibilidad de romper. Y si la fe en él gana optimismo, el vuelo se convertirá en un infierno.

Creo que tanto el optimismo como el pesimismo en torno a la influencia del progreso en nosotros crece desde el mismo lugar. Di un ejemplo con un avión porque soy un aeróbico. Traté de resolver mi miedo y me di cuenta de que era solo el miedo a la falta de control lo que subyacía.

Odiaba la primitividad de mi cerebro cuando el problema se resolvió con un simple truco psicológico. La aplicación ayudó, que monitorea el estado de la aeronave y explica sobre la marcha todos sus sonidos, inclinaciones, y así sucesivamente. Habiendo recibido la ilusión de control en forma de conocimiento, me libré de la ansiedad, susurrando sobre toda mi racionalidad y lógica. Después de todo, por el hecho de que sé algo, la posibilidad de romper no disminuyó en un porcentaje, pero se volvió psicológicamente más fácil para mí.

El miedo a perder el control y no tener informaci√≥n es irracional. Las personas generalmente se dividen en dos tipos. Aquellos que, cuando eran ni√Īos, dorm√≠an frente a la puerta para ver al monstruo que entrar√≠a, y de espaldas a la puerta, para que en ning√ļn caso lo vieran. El monstruo te comer√° en ambos casos. La √ļnica pregunta es la cantidad de informaci√≥n recibida antes de la muerte inevitable, para que no sea tan aterradora. Aunque, ¬Ņcu√°l es la diferencia en un sentido global?

Si quisiera crear una IA que debería tomar el control de una persona, haría todo lo posible para darle al usuario la ilusión de apertura, comprensión y control.

Y me parece que el pensamiento de los luditas y tecnófobos modernos se basa precisamente en este miedo irracional, sin saber lo suficiente. Los optimistas probablemente estén tranquilos sobre lo mismo. Están seguros de que siempre sabrán y controlarán exactamente tanto como sea necesario para beneficiarse y vivir cómodamente.

En t√©rminos generales, si la programaci√≥n se convierte en una conversaci√≥n humana normal con un sistema de voz, y funciona de manera realmente efectiva, ¬Ņpor qu√© no? El pesimista dir√°: "¬Ņc√≥mo sabemos si el sistema entendi√≥ todo lo suficientemente bien?" El optimista se mantendr√° en silencio, mostrar√° el problema que se ha resuelto con √©xito y arrojar√° el micr√≥fono.





El miedo a la falta de conocimiento radica en la comprensión de que el conocimiento existe, pero no puede ser reconocido. Después de todo, no saber lo que no sabes no es tan aterrador.

En 1984, Thomas Pinchon escribi√≥ el ensayo " ¬ŅEs normal ser un ludita? " E incluso entonces dijo que la fuente de ignorancia es demasiado conocimiento.
En el mundo moderno, cualquiera que tenga el tiempo, la competencia y el dinero para pagar el acceso puede alcanzar cualquier conocimiento especializado que pueda necesitar. El problema, de hecho, es cómo tomarse el tiempo para leer algo fuera de nuestra propia especialización.

En el texto, Pinchon comprende c√≥mo el miedo a la tecnolog√≠a ha cambiado con el tiempo. Despu√©s de las huelgas de los trabajadores (que es de donde proviene el nombre de "luditas"), que destrozaron los telares porque les robaron su trabajo, la tecnofobia se registr√≥ mejor en los libros de escritores. De hecho, los escritores, a diferencia de los cient√≠ficos, piensan que la ignorancia es inevitable y que hay muchas cosas que nunca entender√°n. Los cient√≠ficos en todo momento saben exactamente qu√© les permitir√° aprender a√ļn m√°s en el futuro. Es decir, la divulgaci√≥n de absolutamente todo el conocimiento es cuesti√≥n de tiempo. Si es muy grosero, los escritores piensan que no tienen nada que controlar, los cient√≠ficos piensan que controlan tanto como se necesita para tomar el control a√ļn m√°s.

En aquellos días en que los pogromos y la revolución industrial eran un tema candente, Mary Shelley escribió la novela Frankenstein, o Prometeo moderno. Hablando en una extensión: esta es la primera ciencia ficción, e inmediatamente sobre cómo el científico fue asesinado por su creación (perdón por el spoiler).

Desde entonces, en los libros de ciencia ficci√≥n sobre tecnolog√≠a, el pesimismo y el optimismo han cambiado constantemente, porque volar al espacio es genial y los bombardeos nucleares son malos, pero todos estos son los resultados del progreso moderno. Con el tiempo, la tecnofobia de los escritores pas√≥ del horror a algo cada vez m√°s extra√Īo. Ya sea al darse cuenta de que estaban equivocados, y no necesita tener miedo a la tecnolog√≠a. O viceversa, porque todo ya est√° perdido, se pasan los puntos de no retorno y el pesimismo se convierte en un sentimiento de desesperanza.
¬ŅLos mainframes atraer√°n tanta atenci√≥n hostil como los telares? Lo dudo mucho. Escritores de todo tipo huyen en p√°nico para adquirir procesadores de texto. Los autos ya se han vuelto tan f√°ciles de usar que incluso los luditas m√°s mal adaptados pueden quedar tan encantados que pueden aplazar el viejo mazo y tocar las llaves.

Con la asignaci√≥n correcta de presupuesto y tiempo de computadora, podemos curar el c√°ncer, salvar a la humanidad de la destrucci√≥n nuclear, cultivar alimentos [que es suficiente] para todos, neutralizar los efectos de la contaminaci√≥n ambiental por parte de la industria del tr√°fico; en resumen, realizar todos los sue√Īos tristes de nuestro tiempo.

Si nuestro mundo sobrevive, seguirá el próximo gran desafío, al que vale la pena prestarle atención: lo escuchará por primera vez cuando se unan todas las curvas de investigación y desarrollo en el campo de la inteligencia artificial, la biología molecular y la robótica. Solo piensa!Será sorprendente e impredecible, e incluso los jefes más grandes, que sinceramente esperamos, serán sorprendidos. Esto, por supuesto, será algo que todos los luditas ejemplares esperarán, si Dios quiere, viviremos para ver este momento.

Es decir, el miedo a los tecnófobos se ha convertido no solo en una sensación de desesperanza, sino en una expectativa de que los científicos se quedarán con la nariz. Cuando la codicia por el conocimiento y la autoconfianza se mantendrán de lado.





El pesimismo que perd√≠ ahora parece ser la gran cantidad de locos que no entienden nada (si eres tecn√≥fobo, ve a vivir al bosque y no te molestes). Se convirti√≥ en la opini√≥n "queremos lo mejor, pero haremos como siempre". Pero es costumbre pensar en puntos sin retorno en el tiempo futuro. Pensar que ya se han completado, especialmente en un momento en que no es como las computadoras, ni siquiera el lenguaje escrito, es absolutamente salvaje e in√ļtil.

Tal opini√≥n impopular fue expresada por el antrop√≥logo Yuval Noah Harari en el libro Sapiens: Una breve historia de la humanidad. Seg√ļn √©l, se nos ocurri√≥ nuestro superengine de Tralfamador hace diez mil a√Īos cuando hicimos la revoluci√≥n agraria, y desde entonces nuestra evoluci√≥n ha ido en la direcci√≥n opuesta. Supuestamente, el hombre-recolector pose√≠a el cerebro m√°s desarrollado de la historia, viv√≠a mucho m√°s c√≥modo y m√°s feliz.

Pero luego plantó trigo y se volvió dependiente de él.

La revolución agraria no fue de ninguna manera el comienzo de una vida nueva y fácil: los antiguos agricultores vivieron mucho más difícil, y a veces incluso más hambre, que los recolectores. Los cazadores y recolectores llevaron un estilo de vida más saludable, no trabajaron tan duro, se encontraron actividades más diversas y agradables, menos propensas a sufrir hambre y enfermedades. Gracias a la revolución agraria, la cantidad total de alimentos consumidos por la humanidad ciertamente ha aumentado, pero más alimentos no es necesariamente una dieta más saludable. No, como resultado de la explosión demográfica y surgió la élite, el ganadero o agricultor promedio trabajó más y comió peor que el cazador o recolector promedio. La revolución agraria es la mayor estafa de la historia.

. . ‚Äď , , . : ¬ę, . ! - . . - !¬Ľ

‚Äď , - , ‚Äď - .

Pero seg√ļn Harari, los antiguos que la plantaron no se atraparon. Los primeros agricultores ten√≠an todo bien, realmente simplificaron sus vidas y brindaron la comodidad que sus antepasados ‚Äč‚Äčhab√≠an buscado durante siglos. Esto se convirti√≥ en una trampa para sus tatara-tatara-tatara-tataranietos, que ya hab√≠an perdido la calidad de sus antepasados ‚Äč‚Äčpara vivir y elegir lo mejor. Se quedaron solo con la agricultura, y fueron capturados gradualmente por todas las deficiencias de la nueva forma de vida.

La teor√≠a es especulativa, tensa y llena de especulaciones. Y quiz√°s la creaci√≥n de un sistema s√ļper automatizado que resuelva todos los problemas de nuestros descendientes en un futuro lejano se considere perjudicial por la misma inyecci√≥n. Pero lo crearemos de todos modos. Porque el progreso, la productividad y el crecimiento constante es una nueva religi√≥n y el significado de nuestro tiempo ateo. Y si ahora estamos mejorando, ¬Ņpor qu√© preocuparse en vano? Todav√≠a creemos que un poco m√°s, y todo ser√° perfecto. Solo tienes que trabajar un poco m√°s.

Pero si ahogas el optimismo por un segundo y tienes en cuenta que la tecnolog√≠a solutivista "resuelve los problemas que ellos mismos crean", ¬Ņqu√© suceder√°? Nada m√°s que, tal vez, la constataci√≥n de que no vas por tu cuenta, sino que est√°s siendo arrastrado detr√°s de un tren a toda velocidad.

Un peque√Īo experimento mental. Imagina que viste el futuro y sabes que en cien a√Īos la tecnolog√≠a se descontrolar√° y el supermotor har√° explotar el universo cuando se pruebe (o al menos convertir√° a los descendientes en idiotas subdesarrollados). ¬ŅCambiar√°s algo? ¬ŅDejar de hacer desarrollo tecnol√≥gico?

O aqu√≠ hay un par de detalles m√°s. Si tuviera un gran impacto en el progreso, ¬Ņlo detendr√≠a en este caso? Si es as√≠, ¬Ņno te avergonzar√≠a la idea de que tu elecci√≥n ya estaba registrada en la l√≠nea de tiempo? ¬ŅQu√© influencia en el futuro no existe? Ese conocimiento realmente no da control: es simplemente conocimiento por el bien del conocimiento, que globalmente solo dar√° una contemplaci√≥n pasiva de un monstruo que ingresa a una habitaci√≥n.

Cuando trato de responderme, solo me siento constre√Īido. As√≠ es como aprender sobre el accidente de un avi√≥n en el que ya est√° volando. Lo mejor que puedes hacer es no gritar en p√°nico, sino pedir vodka y fumar, aunque est√° prohibido.

La mayoría de nuestras vidas son humildad con una existencia inexplicable. Todo será más fácil si solo haces un esfuerzo y decides conscientemente disfrutar de esta atracción lejos de ser infinita. Después de todo, siempre pensando bien en algo, se llega a lo mismo: es mejor no pensar en eso.

Source: https://habr.com/ru/post/443304/


All Articles