El CD tiene 40 a√Īos y est√° muerto (¬Ņverdad?)


Philips Player Prototype, Elektuur Magazine No. 188, junio de 1979, Public domain mark 1.0

El CD tiene 40 a√Īos, y para aquellos de nosotros que recordamos c√≥mo comenz√≥, sigue siendo un logro misterioso de alta tecnolog√≠a, incluso ahora, cuando este medio tuvo que hacer espacio bajo la presi√≥n de los servicios de transmisi√≥n.

Si se propone identificar el momento en que el almacenamiento digital de datos comenz√≥ a suplantar lo anal√≥gico en la electr√≥nica de consumo, la apariencia de un CD puede considerarse como tal. A mediados de los a√Īos setenta, los dispositivos electr√≥nicos m√°s codiciados eran una grabadora de video anal√≥gica y una estaci√≥n de radio CB, pero con el lanzamiento de las primeras computadoras y reproductores l√°ser en el hogar, los sue√Īos de esforzarse por estar "en la cresta de una ola" cambiaron repentinamente. El reproductor de CD tambi√©n result√≥ ser el primer dispositivo electr√≥nico de consumo (de hecho, el segundo despu√©s del reproductor LD) que conten√≠a un l√°ser peque√Īo pero real, que luego parec√≠a algo fant√°stico, pero simplemente poco realista. Hoy en d√≠a, las nuevas tecnolog√≠as que ingresan al mercado no producen tal efecto: se consideran como algo que aparece y desaparece "a su manera".

¬ŅDe donde vino?


Las "patas" del formato crecen a partir de los √ļltimos m√©todos de grabaci√≥n de video de la √©poca, que los desarrolladores tambi√©n buscaron adaptar para la grabaci√≥n de sonido de alta calidad. Sony intent√≥ adaptar una videograbadora para la grabaci√≥n de sonido digital, mientras que Philips intent√≥ grabar sonido anal√≥gico en discos √≥pticos similares a los que ya se usaban para almacenar video. Luego, los ingenieros de ambas corporaciones llegaron a la conclusi√≥n de que es mejor grabar en un disco √≥ptico, pero en forma digital. Hoy en d√≠a este "pero" parece darse por sentado, pero luego no llegaron inmediatamente. Despu√©s de desarrollar dos formatos incompatibles pero muy similares, Sony y Philips comenzaron a cooperar, y en 1979 presentaron prototipos de un reproductor y un disco de 120 mil√≠metros que puede contener m√°s de una hora de audio est√©reo de 16 bits con una frecuencia de muestreo de 44,1 kHz. En la literatura y publicaciones cient√≠ficas populares, se atribuy√≥ un futurismo incre√≠ble a las nuevas tecnolog√≠as, exagerando sus capacidades. En los programas de televisi√≥n, prometieron que estos discos ser√≠an "indestructibles" en comparaci√≥n con los discos de vinilo, lo que aliment√≥ a√ļn m√°s el inter√©s en ellos. El reproductor Philips de carga superior, brillante con una caja plateada, se ve√≠a incre√≠ble, pero los primeros modelos de estos dispositivos llegaron a las tiendas solo en 1982.

Como trabaja el


Aunque a los usuarios les pareci√≥ que el principio de funcionamiento del reproductor de CD es demasiado complicado e incomprensible, de hecho, todo es sorprendentemente simple y comprensible all√≠. Especialmente en comparaci√≥n con las videograbadoras anal√≥gicas, junto a las cuales se encontraban muchos de estos reproductores. A finales de los a√Īos ochenta, en el ejemplo de un dispositivo PCD, incluso los temas m√°s diversos se explicaron a los futuros ingenieros electr√≥nicos. Entonces muchos ya sab√≠an qu√© tipo de formato era, pero no todos pod√≠an permitirse el lujo de comprar ese reproductor.

El cabezal de lectura de la unidad de CD contiene sorprendentemente pocas partes m√≥viles. El m√≥dulo, que incluye tanto la fuente como el receptor de radiaci√≥n, es movido por un peque√Īo motor el√©ctrico a trav√©s del engranaje helicoidal. El l√°ser IR brilla en un prisma que refleja el haz en un √°ngulo de 90 ¬į. La lente lo enfoca y luego, reflejado desde el disco, a trav√©s de la misma lente, vuelve a caer en el prisma, pero esta vez no cambia su direcci√≥n y alcanza una matriz de cuatro fotodiodos. El mecanismo de enfoque consiste en un im√°n y bobinados. Con el seguimiento y el enfoque adecuados, la mayor intensidad de radiaci√≥n se logra en el centro de la matriz, la violaci√≥n del seguimiento provoca un cambio puntual y la violaci√≥n del enfoque: su expansi√≥n. La automatizaci√≥n controla la posici√≥n del cabezal de lectura, el enfoque y la velocidad para que se obtenga una se√Īal anal√≥gica en la salida, desde la cual se pueden extraer los datos digitales que llegan a la velocidad requerida.


Dispositivo de lectura con explicaciones, CC BY-SA 3.0

Los bits se combinan en cuadros, a los que se ha aplicado la modulaci√≥n EFM (modulaci√≥n de ocho a catorce) incluso durante la grabaci√≥n, lo que permite evitar ceros simples y unos, por ejemplo, la secuencia 000100010010000100100 se convierte en 111000011100000111. Despu√©s de saltar cuadros a trav√©s de la tabla de b√ļsqueda, se obtiene una secuencia de datos de 16 bits, pasando la correcci√≥n Reed-Solomon y llegando al DAC. Aunque diferentes fabricantes a lo largo de los a√Īos de existencia del formato introdujeron varias mejoras en este sistema, la parte principal del dispositivo sigui√≥ siendo una unidad √≥ptica-electr√≥nica muy simple.

¬ŅQu√© le pas√≥ despu√©s?


En los a√Īos noventa, el formato de uno fant√°stico y prestigioso se convirti√≥ en uno masivo. Los jugadores se han vuelto mucho m√°s baratos, los modelos port√°tiles han entrado en el mercado. Los reproductores de discos comenzaron a desplazar los bolsillos de los cassettes. Lo mismo sucedi√≥ con el CD-ROM, y en la segunda mitad de los noventa fue dif√≠cil imaginar una nueva PC sin una unidad de CD y una enciclopedia multimedia en el kit. El Vist 1000HM no es una excepci√≥n: una computadora elegante con altavoces integrados en el monitor, un receptor VHF y un teclado IR compacto con un joystick incorporado que se asemeja a un enorme control remoto desde el centro de m√ļsica. En general, grit√≥ con toda su apariencia que su lugar no estaba en la oficina, sino en la sala de estar, y afirma ser el lugar ocupado por el centro de m√ļsica. Se le adjunt√≥ el disco de la banda Nautilus Pompilius con composiciones en archivos WAV monoaurales de cuatro bits, que ocupaban poco espacio. Tambi√©n hubo una t√©cnica m√°s especializada, utilizando CD, por ejemplo, Philips CD-i y Commodore Amiga CDTV, as√≠ como reproductores de Video CD, un dispositivo Sega Mega CD para consolas Mega Drive / Genesis, 3DO y consolas Play Station (la primera) ...


Comodoro Amiga CDTV, CC BY-SA 3.0


Computer Vist Black Jack II, aparentemente no diferente de Vist 1000HM, itWeek, (163) 39`1998

Y mientras los ricos dominaban todo esto, hab√≠a un nuevo tema en la agenda: la capacidad de grabar CD en casa. Ol√≠a a fantas√≠a otra vez. Pocos propietarios felices de unidades de grabaci√≥n intentaron recuperarlos pegando anuncios: "Respaldar√© su disco duro en un CD, a bajo costo". Esto coincidi√≥ con la llegada del formato de audio comprimido MP3, se lanzaron los primeros reproductores MPMan y Diamond Rio. Pero usaron entonces una memoria flash a√ļn cara, pero el disco compacto Lenoxx MP-786 se convirti√≥ en un verdadero √©xito, y ley√≥ perfectamente discos autoescritos y listos para usar con archivos MP3. Napster y recursos similares pronto fueron v√≠ctimas de las compa√Ī√≠as discogr√°ficas, que, sin embargo, estaban mirando simult√°neamente el nuevo formato. El grupo Crematorio fue uno de los primeros en lanzar un disco MP3 con licencia, y la mayor√≠a de las veces se escuch√≥ en este reproductor. Y el traductor incluso una vez tuvo la oportunidad de ingresar a uno de estos reproductores y eliminar el defecto que causa que el disco toque la cubierta. El lanzamiento de Apple de los primeros iPods para comprar √°lbumes a trav√©s de una interfaz conveniente en la pantalla de una computadora llev√≥ a los editores de m√ļsica a finalmente pasar de combatir los formatos de audio comprimido a la comercializaci√≥n. Luego, el tel√©fono inteligente descontinu√≥ casi por completo los reproductores de MP3 individuales incluso m√°s r√°pido de lo que previamente hab√≠an exprimido el CD. Los l√°seres en la electr√≥nica de consumo moderna est√°n ausentes o permanecen inactivos la mayor parte del tiempo, pero ahora est√°n renaciendo los vinilos y los casetes. ¬ŅEst√° muerto el CD? Probablemente no, porque la producci√≥n de unidades y medios no se ha interrumpido por completo. Y es posible que una nueva ola de nostalgia reviva este formato.

Source: https://habr.com/ru/post/444598/


All Articles