Mientras escrib√≠a y publicaba un libro sobre la Universidad Estatal de Mosc√ļ, o 12 errores cr√≠ticos

Hace tres a√Īos decid√≠ hacer un libro sobre el rascacielos de la Universidad Estatal de Mosc√ļ en las colinas de Lenin, un libro grande, ilustrado, con la participaci√≥n de graduados, etc. La historia de este trabajo es una pel√≠cula real (en algunos lugares farsa, en algunos lugares horror) con un mont√≥n de giros dram√°ticos. Crowdfunding super exitoso, una gran audiencia, muchos entusiastas, un completo fracaso en la planificaci√≥n, la recopilaci√≥n de todos los posibles rake y, como resultado, un fakap absoluto en el presupuesto y los t√©rminos. En general, la historia cl√°sica de "gesti√≥n de proyectos", por eso decid√≠ contarla aqu√≠.



TL; DR: si desea escribir sin arreglo por dinero, simplemente olvídelo. Pero si el alma pide aventura, la vida parece demasiado simple: ¡adelante! Obtendrá muchas conexiones innecesarias y descubrirá muchos defectos en usted mismo. Pero será divertido :-)

Sí, y este es Longrid; El tiempo estimado de lectura es de 20 minutos.

1. La idea


Cuando estudiaba en la facultad de derecho, a menudo visitaba el edificio de gran altura de la Universidad Estatal de Mosc√ļ (Edificio principal) con el objetivo de almorzar en el comedor. Luego, en la escuela de posgrado, me pusieron en un dormitorio dentro del edificio, y pas√© un maravilloso a√Īo y medio all√≠. No puedo decir que el edificio sea muy c√≥modo para los est√°ndares actuales, pero los estudiantes de la Universidad Estatal de Mosc√ļ est√°n enamorados de √©l, y yo, por supuesto, no fui la excepci√≥n. Incluso intent√© encontrar algo sobre la historia del edificio, su arquitectura, pero no encontr√© nada m√°s fresco que en los a√Īos 50: ni las fotograf√≠as, ni los mitos, ni los hechos desconocidos sobre el rascacielos de los escritores modernos estaban interesados. "Esta es mi oportunidad!" Decid√≠

En ese momento, no trabaj√© constantemente e interrump√≠ los pedidos √ļnicos por mi parte: ayud√© a las nuevas empresas con la ley rusa. Hab√≠a mucho tiempo libre, especialmente en verano, y no quer√≠a escribir una disertaci√≥n, as√≠ que decid√≠ distraerme por un par de meses y hacer un libro de fotos r√°pido sobre el Edificio Principal. Idea: Crowdfunding r√°pidamente, si se agota, compila el libro de fuentes de Internet, agrega fotos y ¬°listo!

Primer error: evaluar la complejidad de un gran proyecto en ausencia de experiencia.

2. Crowdfunding


Decid√≠ recaudar fondos en Planet, porque hab√≠a muchos proyectos de libros similares. La campa√Īa de crowdfunding ha sido sorprendentemente exitosa. No entend√≠a bien c√≥mo funciona esto, pero como dicen, el cliente se fue. Es cierto que no calcul√© bien el presupuesto e inicialmente dije la cantidad de 130,000 rublos: "esto definitivamente es suficiente". Esta barra finalmente se tom√≥ en tres d√≠as. Por supuesto, despu√©s de eso, la actividad de los donantes ("patrocinadores") disminuy√≥, pero aun as√≠ recolectamos casi medio mill√≥n de rublos e ingresamos a los principales sitios en t√©rminos de nivelaci√≥n de la cantidad declarada ("principales perdedores que no pueden contar").

El segundo error: evaluar el costo de un gran proyecto sin referencia a los indicadores.

La clave del √©xito de la campa√Īa de crowdfunding fue, por supuesto, un p√ļblico objetivo enorme y bastante exitoso. Casi 10,000 estudiantes viven en el Edificio Principal, en promedio de 4 a 5 a√Īos; Resulta que al menos 60-80,000 estudiantes de la Universidad Estatal de Mosc√ļ est√°n dispersos por todo el mundo que vivieron en este edificio y lograron enamorarse de √©l. Ning√ļn otro rascacielos se reflej√≥ en la vida de tanta gente. Al mismo tiempo, la ley de crowdfunding se confirm√≥ al 100%: si desea recaudar dinero, traiga a su audiencia al sitio. Los patrocinadores locales (de otros proyectos) contribuyeron en el mejor 2-3% del total; Las tarifas provienen principalmente de MSUshniki que lleg√≥ a trav√©s de mis enlaces.



Por supuesto, es dif√≠cil escribir cartas a extra√Īos, m√°s a√ļn cartas que piden dinero, pero los boletines informativos dieron el m√°ximo efecto. Los correos a los graduados de las facultades que viven en el edificio (mechmath, ge√≥logos, ge√≥grafos, f√≠sicos y qu√≠micos) fueron especialmente √ļtiles. Desafortunadamente, no todas las facultades ten√≠an conexiones con graduados y ten√≠an una comunidad animada; en la mayor√≠a, incluso la parte educativa no mantiene los contactos de sus graduados (¬Ņpor qu√© necesitamos una donaci√≥n? ¬°Todav√≠a la financian con el presupuesto!) Tuve que buscar supervisores y ancianos de cursos individuales que ya son m√°s ... Envi√© mis llamadas con menos frecuencia.

Buen efecto en las publicaciones de blog. En primer lugar, los mejores bloggers como Alexander Popov o Artemy Lebedev publicaron publicaciones sobre el libro de forma gratuita (desafortunadamente, el experto en arquitectura Ilya Varlamov - ¡Ilya se negó a ayudar!). En segundo lugar, escribí varios artículos temáticos en las comunidades LiveJournal sobre historia y arquitectura soviética: en 2015 todavía sentaban a mucha gente.



Los canales restantes no produjeron ning√ļn resultado. Por ejemplo, hice dos pancartas pesadas y las colgu√© en la cerca de la universidad antes de las celebraciones a gran escala el 9 de mayo: de cada una vinieron un m√°ximo de cinco personas + fueron cortadas r√°pidamente por la polic√≠a. Ambos concursos de reenv√≠o amados por SMM y las publicaciones en los sitios de la facultad resultaron in√ļtiles.


Nuestro banner desafortunado se parecía a esto


Otro factor importante: nuestra primera m√°quina de escribir (¬°bien hecho!) Prepar√≥ un prototipo temprano del libro para el inicio de la campa√Īa. Ayud√≥: al menos los patrocinadores vieron con sus propios ojos qu√© formato del libro queremos hacer y en qu√© se diferenciar√° de los "competidores"

3. B√ļsquedas


Como resultado de la campa√Īa, ten√≠a casi medio mill√≥n de rublos en mis manos, y estaba seguro de que esto ser√≠a m√°s que suficiente para materiales y para imprimir un libro. En ese momento, mucha gente me envi√≥ fotograf√≠as, de acuerdo con el texto que ya estaba de acuerdo con Nikolai Kruzhkov (especialista en historia de la construcci√≥n y autor del libro "Rascacielos de la Mosc√ļ estalinista"), y tambi√©n discuti√≥ el tema previamente con un par de arquitectos familiares. Solo restaba tomar el edificio en la foto, pero aqu√≠ tuvo suerte de nuevo: la famosa fot√≥grafa de arquitectura Margarita Fedina me escribi√≥, que, como result√≥, ya hab√≠a filmado el GZ hace un par de a√Īos. Ella sugiri√≥ compartir fotos gratis.

En el patio estaba agosto. Estaba seguro de que el libro estaría listo en tres meses y ya estaba contando mentalmente mis millones de dinero y kilómetros de fama.

Tras una inspecci√≥n m√°s cercana, todo result√≥ ser mucho m√°s complicado. En primer lugar, casi todas las fotos enviadas fueron tomadas desde un √°ngulo. Se ve bien en un instagram universitario, pero no es adecuado para un libro. En segundo lugar, categ√≥ricamente no me gustaba el estilo de los libros existentes, quer√≠a algo menos formal, respectivamente, los textos tambi√©n ten√≠an que ser procesados. En tercer lugar, no fue posible estar de acuerdo con el arquitecto (desafortunadamente, no se imparten en la Universidad Estatal de Mosc√ļ). Cereza en el pastel: fotograf√≠as arquitect√≥nicas de Margarita Fedina cubiertas en la mayor√≠a de la mitad del edificio (no la dejaron ir m√°s all√°).

Además, el proyecto comenzó a ocupar la mayor parte de mi tiempo y me vi obligado a abandonar varios proyectos. Era asequible y decidí que tenía que aprender a delegar. Contraté a un gerente.

Desde el punto m√°s alto de la experiencia actual, parece extra√Īo que, teniendo la experiencia de escribir una disertaci√≥n, emprendiera tal proyecto. Despu√©s de todo, en primer lugar, nadie puede escribir una disertaci√≥n sobre un tema desconocido en tres meses; en segundo lugar, ning√ļn gerente ayudar√° a escribir una disertaci√≥n. Como ha demostrado mi pr√°ctica, solo una persona puede manejar una disertaci√≥n y un buen libro, que controlar√° de cerca todo el proceso de principio a fin. Si quieres hacerlo bien, hazlo t√ļ mismo.

El tercer error: el administrador es in√ļtil cuando hay trabajo indelegable o trabajo que no puede ser paralelo.

El estudiante de la facultad de periodismo actuó como gerente; Al principio le pagué un sueldo, luego, como mis tareas estaban agotadas, cambié a pagar por la producción real. Ella trató de trabajar de buena fe, pero el trabajo era demasiado complicado: con todo el deseo, no podía decir dónde buscar el material y qué hacer con él; De vez en cuando, nuestro proyecto se parecía a un ciego que deambulaba por un desierto arquitectónico. Por supuesto, de inmediato descargamos un montón de materiales de Internet, pero, en primer lugar, ya se volvieron aburridos para todos, y en segundo lugar, poco se podía usar en el libro debido a los derechos de autor (esta es una discusión por separado). Entrevistaron a los residentes mayores del edificio, pero no sabían mucho: la vida de los residentes ha cambiado mucho desde el momento de la construcción, y el recuerdo es relativo.


La gerente Diana tiene papel de calco (dibujo de 1953) en los Archivos T√©cnicos de la Universidad Estatal de Mosc√ļ

4. La prensa soviética


Por costumbre acad√©mica, decid√≠ dibujar revistas y libros sovi√©ticos. La econom√≠a planificada y el periodismo planificado correspondiente ten√≠an sus ventajas: se decidi√≥ escribir sobre eventos importantes absolutamente en todas partes, transmitir lo que se llama de cada hierro. Como resultado, casi todas las revistas en 1948-1953 hablaron de rascacielos, a veces en el formato de n√ļmeros especiales enteros (Ciencia y Vida, por ejemplo, o T√©cnica de la Juventud). Por cierto, cuando Stalin muri√≥ a principios de 1953, todas las revistas escribieron sobre ello de manera absoluta: el tema de luto de Murzilka sigue siendo un √©xito para Avito.



No todo fue f√°cil de encontrar. Entonces, despu√©s de apretar las tuercas a la vuelta de los 40-50, muchas revistas cerraron; En esta confusi√≥n, a√Īos enteros han desaparecido de las bibliotecas. S√≠, imagina que hay revistas sovi√©ticas que no se pueden encontrar ni siquiera en Lenin, como "La URSS est√° en construcci√≥n" o "Econom√≠a de la ciudad de Mosc√ļ" de principios de los a√Īos cincuenta. Tuve que buscar las copias necesarias en Avito (1,500-3,000 rublos cada una) y pedir a los vendedores que fotografiaran las p√°ginas necesarias. Por supuesto, no por nada.


Sí, imagina: hay una revista, pero no está en las bibliotecas.

Los temas de los rascacielos en las revistas sovi√©ticas est√°n representados principalmente por ilustraciones mal impresas y, lo que es peor, completamente id√©nticas. Las fotos oficiales fueron puestas en escena, representando a gente hermosa en interiores de pathos. Cambi√© a revistas extranjeras y encontr√© muchas fotos divertidas cotidianas de los a√Īos 50; y lo m√°s informativo, sorprendentemente, fueron fotos de comerciantes privados, turistas extranjeros y pasantes extranjeros: a diferencia de los nuestros, no ten√≠an censura interna.


Solo para comparar
Desafortunadamente, el 95% de las fotografías interesantes no se incluyeron en el libro: ya sea en calidad o en derechos de autor. Pero no considero que este tiempo se pierda: cavar en revistas viejas me dio (y sigue dando) mucho placer. Entonces, ¡no es un error!

5. Aprobación


Paralelamente a cavar en revistas viejas, acept√© con la fot√≥grafa Margarita filmar el resto del edificio. Como corresponde a un ni√Īo criado por lobos en un ambiente universitario, escrib√≠ una gran carta a la administraci√≥n con las ventajas del proyecto, un calendario, garant√≠as y solicitudes. Enviado y comenz√≥ a esperar una respuesta.

Han pasado dos meses. Primero, el asistente estaba de vacaciones, luego el propio rector, luego alguien más allí. Finalmente, me informaron que mi carta no estaba suscrita a uno de los vicerrectores. Esperé a que dejara sus vacaciones y fui a la recepción.

No quiero entrar en el contenido de la conversación que ha tenido lugar; solo puedo decir que se llevó a cabo en tonos elevados. Dicen que la universidad escribirá cualquier libro, y aquí no se necesita actividad de aficionados. Volé fuera de la oficina y, después de que la carta voló a la facultad, descubra por qué el maestro no tiene sentido.

Decir que estaba molesto es no decir nada. Compart√≠ mi dolor con los graduados y aqu√≠, en lugar de abrazar y consolar, me rega√Īaron nuevamente. La queja principal se reduc√≠a a por qu√© incluso sub√≠ para coordinar algo y pas√© tres meses en eso en lugar de hacer negocios. Lo pens√© Algunos otros conocidos en la administraci√≥n, a quienes molest√©, dijeron, en general, lo mismo: ¬Ņpor qu√© necesitabas permiso? Despu√©s de todo, todav√≠a no lo dar√°n hasta que muestres el resultado. Por lo tanto, en cualquier caso, debe comenzar con la filmaci√≥n.

Bueno, disparar es tan disparador.
El cuarto error: no necesita recibir la aprobación más alta para todos. Si el acuerdo es inevitable, debe buscarlo con algo material en sus manos.

6. Disparos


Usted pregunta: bueno, realmente, ¬Ņpor qu√© decidi√≥ coordinar todo por adelantado? En realidad, esto no es porque soy una persona robot, acostumbrada a actuar de acuerdo con las instrucciones, ¬°no! Es solo que el disparo arquitect√≥nico en s√≠ mismo es un procedimiento muy lento, que elimina el alboroto innecesario.

En primer lugar, para fotografiar interiores se requiere un amplio rango dinámico. El lector debe ver en la foto el contenido de las esquinas sombreadas y la forma de las luces en las luces. Las áreas de los espacios que alquilamos comenzaron desde 500 m2, por lo que no pudimos instalar nuestra luz. En consecuencia, la tecnología de horquillado de exposición permanece: se toman varias fotos con diferentes velocidades de obturación desde un punto, y luego el resultado se combina de acuerdo con los ajustes preestablecidos en un editor especial. Esto es similar a HDR, que ahora está absolutamente en todas partes, solo HDR generalmente se realiza en tres cuadros, y tenemos más de una docena de ellos.




Como no podemos tomar diez fotograf√≠as id√©nticas, incluidas aquellas con velocidades de obturaci√≥n largas, necesitamos un tr√≠pode. Y es grande, porque dispararemos en una c√°mara fuerte, de pie al nivel de los ojos humanos (esto es exactamente para lo que est√°n dise√Īados nuestros interiores). Y, por supuesto, debemos encender todas las luces de techo disponibles (idealmente, poner las mismas bombillas en todas las l√°mparas, pero esto, por supuesto, es una fantas√≠a). Como resultado, obtenemos una toma muy larga (5 minutos por fotograma), arrastrando grandes c√°maras y tr√≠podes con nosotros, y en todas partes exigimos encender toda la luz. Y sin coordinaci√≥n, para que lo entiendas, ni siquiera nos abren la puerta.

Pero el problema se estaba resolviendo lentamente. En alg√ļn lugar (biblioteca, club) se reuni√≥ con los jefes locales y resultaron ser personas amigables y adecuadas. En alg√ļn lugar utilizaron el ingenio de los estudiantes: por ejemplo, en el vest√≠bulo del club, les pedimos a los electricistas que encendieran la luz con la entonaci√≥n correcta; dicen que tenemos una oportunidad. Lo tomaron y lo encendieron, y todos lo quitamos. En alg√ļn lugar tuve que entrar descaradamente en la habitaci√≥n, aprovechar el momento y despegar hasta que lleg√≥ la seguridad. Como resultado, filmamos todo el edificio desde el interior, a excepci√≥n de salas t√©cnicas, gimnasios y, por supuesto, la administraci√≥n. La administraci√≥n lo lamenta, dej√≥ muchos artefactos, desde pinturas sovi√©ticas hasta columnas de jaspe en la oficina del rector. Pero no esta vez.


Momentos de trabajo (hola dontsov !)

Como ha demostrado la práctica, se necesitan personas especializadas para disparar especializados. Un fotógrafo que solo toma mujeres sin ropa no tiene ni el equipo ni las habilidades para sacar bellamente un elevador muerto del interior.


El proceso de filmar el elevador y el resultado. La cámara del trípode se encontraba dentro del elevador, y el fotógrafo, sentado debajo del trípode (para no meterse en el marco), iluminó las paredes del elevador con una linterna. A una velocidad de obturación larga, resultó muy bien.

7. Museos y archivos.


Casi de inmediato, estuve de acuerdo con el Museo de Arte Multimedia de Mosc√ļ, propietario de una gran colecci√≥n de fotos sovi√©ticas. Fueron lo m√°s adecuados posible: enviaron un gran archivo con miniaturas, y m√°s tarde, antes de imprimir, proporcionaron alta resoluci√≥n a pedido.

Con otros museos no funcionó tan bien. Envié un gerente para negociar. Sonando:
- Sí, tienen muchas fotos. Pero solo te permiten mirar, no puedes llevarte nada contigo.
- Al menos puedes tomar una foto?
- No, ellos están viendo esto. Puedo escanearlo. Una exploración: 3000 rublos.

Aunque en ese momento no gast√© la mitad del dinero, 3000 rublos por escaneo ya parec√≠an escandalosos. Adem√°s, aunque el dise√Īo no estaba listo, no sab√≠a cu√°les de las fotograf√≠as se incluir√≠an en el libro, y cu√°les eran necesarias solo para las vistas previas.

Como resultado, un a√Īo despu√©s, cuando terminamos de filmar en el edificio y comenzamos a escribir, decid√≠ ir al museo una vez m√°s. Result√≥: tanto museos como archivos, en la gran mayor√≠a - organizaciones de presupuesto. Est√°n obligados a proporcionar sus materiales a otros empleados estatales, incluidos cient√≠ficos como nosotros. Pero dado que el gerente se posicion√≥ como un comprador privado, inmediatamente la tomaron como fuente de fondos extrapresupuestarios. Y la cuesti√≥n era: darles una carta de confirmaci√≥n del liderazgo de la universidad.


Una de las disertaciones dedicadas a la Universidad Estatal de Mosc√ļ. A√Īos 50, sala de lectura de la RSL en Khimki

Entonces abrí enormes fondos del museo en arquitectura, así como mi talento como negociador. Posteriormente, los archivos remotos incluso me enviaron escaneos por correo electrónico sin cartas ni contratos.
Quinto error: discuta la cooperación comercial sin conocer todas las opciones posibles.

8. Derechos a las fotografías.


Con las fotografías, pisé otro rastrillo y, a pesar de mi educación jurídica, antes de trabajar en el libro, no conocía esta característica de nuestros derechos de autor. Resulta que una gran cantidad de obras soviéticas (tanto textos como fotos) no se publican, ya que sus derechos pertenecen a nadie que se conoce. En un sentido literal.

Mire: en los a√Īos 50, los derechos de las fotograf√≠as eran v√°lidos solo por cinco a√Īos desde el momento de la toma, y ‚Äč‚Äčla gran mayor√≠a de los fot√≥grafos eran corresponsales y se tomaban a pedido. En consecuencia, todos los derechos fueron transferidos de inmediato a sus empleadores (peri√≥dicos, revistas, etc.), es decir, al estado. Debido a esto, nadie estaba particularmente preocupado por la fijaci√≥n de los derechos; de todos modos, despu√©s de cinco a√Īos estar√°n exhaustos. Como resultado, por ejemplo, en revistas ilustradas, los fot√≥grafos a menudo se indicaban al final con una lista separada por comas, y ahora es imposible restaurar la autor√≠a de las fotograf√≠as.

Luego, en alg√ļn momento, la URSS comenz√≥ a ratificar las convenciones internacionales de derechos de autor, y los t√©rminos de protecci√≥n comenzaron a crecer: primero hasta 25 a√Īos, luego hasta 50, luego hasta 70. Como resultado, muchas obras pasaron varias veces al dominio p√ļblico (dominio p√ļblico) y viceversa: el ejemplo m√°s famoso es la serie "The Master and Margarita", que fue filmada en base a un trabajo gratuito, y cuando iban a lanzarla, los herederos ya se hab√≠an devuelto los derechos de autor.

En general, la situaci√≥n con las fotograf√≠as es la siguiente: en primer lugar, puede reimprimirlas de un peri√≥dico viejo de forma gratuita (con todo el deseo de no pagarle a nadie, y no hay peri√≥dico durante mucho tiempo, y no hay un autor para encontrar). En segundo lugar, puede encontrar la negatividad en alg√ļn archivo y escanearla, ya por el dinero. Ni la primera ni la segunda opci√≥n eliminan los riesgos: los herederos del autor siempre pueden surgir y exigir su parte. Y lo que es interesante: si los herederos prueban la autor√≠a, ¬°el tribunal los apoyar√°! Despu√©s de todo, es poco probable que el archivo / museo / revista tenga un contrato con el autor, sino solo los originales de los negativos (que no otorgan ning√ļn derecho). Como resultado, la mayor√≠a de los editores tienen miedo de tomar ese contenido (llamado "hu√©rfano").

Como era una editorial, decid√≠ arriesgarme con fotograf√≠as hu√©rfanas: al final, es poco probable que alguien demande seriamente. Tambi√©n compr√© algunas de las fotograf√≠as de museos y archivos, y algunas se encontraron en el dominio p√ļblico. Desafortunadamente, pr√°cticamente no utilic√© el trabajo bajo la ley de derechos de autor, no gan√© dinero. Por ejemplo, las fotograf√≠as del famoso Henri Cartier-Bresson, quien tambi√©n film√≥ en la Universidad Estatal de Mosc√ļ, pertenecen a la agencia fotogr√°fica Magnum m√°s antigua, que nunca ofrece descuentos a nadie.


Las mismas fotografías de Cartier-Bresson (solo con fines informativos)

9. cubierta


La b√ļsqueda de informaci√≥n y mecanograf√≠a pas√≥ el primer a√Īo. Los graduados comenzaron a quejarse lentamente en respuesta a mis cartas sobre el pr√≥ximo aplazamiento. Decid√≠ complacerlos con un poco de sangre y hacer una cubierta, mientras que el material principal a√ļn no est√° listo.

: ,

, . : , , .

, , , , . 50- : , . , , , 1930-. , , .


La primera versión de la portada

Luego, en busca de inspiración, me encontré con los collages de Matthias Jung, y se me ocurrió la idea: componer la silueta del Edificio Principal a partir de elementos de otras "líneas" para demostrar su relación con los monumentos de este período.


Una de


las obras de Matthias Jung .

Esto es lo que sucedió al final. Cuando mostré el resultado en el foro de MSU, la mayoría de las revisiones fueron, digamos, decepcionadas:



Por supuesto, estaba molesto y durante mucho tiempo no pude entender lo que todav√≠a no era adecuado para los graduados. En alg√ļn momento, me di cuenta de que la raz√≥n est√° en la audiencia objetivo del libro, o m√°s bien, en la definici√≥n incorrecta de esta misma audiencia. Plane√© la portada principalmente para hipsters, visitantes de los departamentos de arquitectura de las librer√≠as. Pero result√≥ que el lector principal de mi libro es un graduado de la Universidad Estatal de Mosc√ļ de 30 a 50 a√Īos de edad, quien toma este libro como un regalo para sus amigos, posiblemente padres que viv√≠an en el albergue del Edificio Principal. Y para ellos, todo en esta portada parec√≠a incorrecto: Stalin, rosa, referencias oscuras a la arquitectura de otros edificios. Necesitaban, por el contrario, algo tan tradicional y pat√©tico como fuera posible (y preferiblemente sin contextos sovi√©ticos).

La situación está estancada: por un lado, hubo una solicitud explícita de una nueva cubierta; Por otro lado, no quería abandonar el existente, que personalmente me convenía bien y en el que se invirtió un considerable dinero. Especialmente con la portada, los títulos de encuadernación y estampado (páginas con imágenes al comienzo de cada capítulo) ya se rimaban. Incluso pensé en imprimir un libro con dos opciones de portada, pero era asequible. Además, la cubierta antipolvo es, de hecho, un consumible: es necesario para proteger el libro en la tienda y atraer la atención de los visitantes, y antes incluso era habitual tirarlo después de la compra (ahora, sin embargo, muchos lo dejan).

: , . , , , ; , (¬ę ‚Äď ! !¬Ľ) , ¬ę¬Ľ ‚Äď .


10.


Cuando el texto se form√≥ lo suficiente y acumul√≥ indecentemente muchas fotos (unos 50 gigabytes), decid√≠ comenzar el dise√Īo. "El dise√Īo no es dif√≠cil", pens√©, teniendo una experiencia considerable (como me pareci√≥) trabajando en una revista estudiantil y libros cient√≠ficos. Pero no funcion√≥ de acuerdo con el plan, y el dise√Īo eventualmente se convirti√≥ en uno de los principales gastos.

El dise√Īo puede ser muy aproximado en comparaci√≥n con la cocina. Digamos que a menudo cocina panqueques de queso cottage y sabe que una porci√≥n requerir√° 250 gramos de queso cottage, dos huevos y 50 gramos de harina. Ahora imagine que usted con esta experiencia est√° siendo enviado a la cocina, donde hay cinco kilogramos de cebolla, un paquete de aceite, una paloma desplumada, una bolsa de arroz y un ladrillo. A partir de esto, se le pidi√≥ que preparara un postre para 12 personas. (No jure, no podr√≠a encontrar una mejor analog√≠a).

As√≠ es como me sent√≠ cuando me encontr√© con las realidades del dise√Īo del libro. En primer lugar, mi material consist√≠a en contenido muy disperso, que inclu√≠a fotograf√≠as en color y en blanco y negro multiformato, marcos de video y escaneos de libros sovi√©ticos; Adem√°s, la proporci√≥n de contenido en diferentes cap√≠tulos era diferente. En segundo lugar, no ten√≠a idea de qu√© formato de libro elegir y de qu√© tama√Īo ser√≠a en general. En tercer lugar, categ√≥ricamente no me gustaron las referencias que conoc√≠.

En el buen sentido, necesitaba un verdadero director de arte que pudiera armar completamente el concepto de un libro en mi cabeza y luego, con mi ayuda, reunir y crear contenido para él. Empecé a buscar opciones para amigos.

La primera m√°quina de escribir no estuvo mal. El problema es que inmediatamente se ofreci√≥ a trabajar gratis "para la cartera", y acept√©. De hecho, el dise√Īo es un proceso muy tedioso que puede describirse brevemente (no tengas miedo, no hay m√°s analog√≠as de alimentos) como un rehacer sin fin de una rehecha. En alg√ļn lugar agregaron una l√≠nea, y la imagen dej√≥ cinco p√°ginas m√°s tarde. Y en alg√ļn lugar, el ilustrador no quiere encajar en el marco de la imagen y el texto debe transferirse a otra tira. Como resultado, la m√°quina de escribir realiz√≥ parte del trabajo que era m√≠nimamente adecuado para el portafolio, pero completamente insuficiente para el libro, y desapareci√≥.

Séptimo error: nunca confiar el trabajo laborioso a los entusiastas


La primera versi√≥n del dise√Īo.

Encontr√© al segundo dise√Īador de dise√Īo (m√°s precisamente, el dise√Īador de dise√Īo) por dinero, pero result√≥ que ella nunca hab√≠a hecho cosas tan serias desde cero. Result√≥ sin un giro, aunque muy concienzudamente (el √ļnico dise√Īador en mi memoria que siempre sigue los plazos. Una rareza). Trat√© de criticar el resultado, pero empeor√≥. Me di cuenta de que se necesitaba a alguien con una calificaci√≥n diferente. El avance, por supuesto, no retrocedi√≥.


Segunda opción

El tercer dise√Īador de dise√Īo fue (y sigue siendo) un verdadero profesional, un dise√Īador con may√ļscula. Sin embargo, durante el proyecto, trabaj√≥ en el estudio de dise√Īo m√°s grande, y si al principio pudo hacer tiempo para el fin de semana, luego, a medida que crec√≠an las tareas aburridas, comenz√≥ a alargar los plazos cada vez m√°s. Adem√°s, se sinti√≥ que estaba mucho m√°s cerca del estilo modernista, y no del patetismo de los libros de los a√Īos 50: por ejemplo, insisti√≥ en que las fotograf√≠as en blanco y negro se pintaran en gradientes. Las fotos se resistieron desesperadamente.


Tercera opción

Parece que describo r√°pidamente todo, pero en realidad, ha pasado un a√Īo detr√°s de estos giros y vueltas de dise√Īo. Por supuesto, trat√© de no perder el tiempo en vano, obtuve algunos materiales nuevos, las reglas eran texto incoherente. Pero los suscriptores ya comenzaron a preocuparse seriamente.

9. Gesto de graduados. Merch


Desde el comienzo del proyecto, decid√≠ mantenerme en contacto con patrocinadores graduados. Obtuve una cuenta en el servicio de correo y comenc√© a notificarles regularmente sobre las novedades del proyecto. Pero con el tiempo, las noticias aparecieron cada vez menos y surgieron m√°s y m√°s respuestas agrias. Los patrocinadores aparec√≠an regularmente en p√ļblico o en planet.ru que gritaban "¬°Nos tiraron! ¬°No habr√° libro! ‚ÄĚ, Y si no respond√≠a r√°pidamente (dentro de 1-2 horas), el volc√°n se abr√≠a en los comentarios.



Para Mosc√ļ, 400,000 rublos no es una cantidad tan significativa como para ganarse la reputaci√≥n de ladr√≥n de por vida; Sin embargo, me han acusado de robar dinero m√°s de una vez. No hay nada que hacer: probablemente, cuando te tomas el tiempo tan en serio, las personas simplemente no tienen otra forma de presionarlo. Un par de los comentaristas m√°s persistentes, devolv√≠ las contribuciones, esta result√≥ ser la decisi√≥n m√°s correcta. El supervisor que observ√≥ todo esto desde un lado comenz√≥ a aconsejarme en broma o en serio que secara las galletas y que recogiera ropa abrigada.

Octavo error: no espere a que los patrocinadores lo presionen: manténgalo informado incluso cuando esencialmente no hay nada que decir

Sin embargo, la mayor√≠a de los participantes de la campa√Īa, incluso despu√©s de tres a√Īos, se comportaron de manera muy digna. Repet√≠, como un loro, mi "terminar el dise√Īo, terminar el dise√Īo", y muchos enviaron en respuesta no letras molestas, sino palabras de apoyo. Gracias a ellos por eso!

Por cierto, adem√°s del libro, los participantes de la campa√Īa en Planet confiaron en mercanc√≠as: tarjetas, carteles y camisetas. Entonces: las camisetas fueron un gran error. Una variedad de tama√Īos (solicitados de XXS a XXXXXL) complica enormemente la log√≠stica; Adem√°s, la ropa, a diferencia de la impresi√≥n, no se puede enviar con un paquete barato (solo un paquete caro). Si pudiera repetir la campa√Īa nuevamente, se√Īalar√≠a algunas bolsas de lona adimensionales y simplificar√≠a enormemente mi tarea.
Noveno error: no se necesitan camisetas


Por cierto, a todos les gustaban las camisetas. En la foto, Lomonosov (monumento frente al edificio principal) en la pose de Buddy Christ de "Dogma"

10. El final del dise√Īo. Edici√≥n e impresi√≥n


Al final, el dise√Īador de dise√Īo n√ļmero 3 aconsej√≥ a su colega, que era relativamente libre y acept√≥ asumir mi proyecto. Al mismo tiempo, su opci√≥n de dise√Īo era perfecta para un libro de estilo; Adem√°s, despu√©s de la √©pica con el dise√Īo, yo mismo entend√≠ aproximadamente el proceso y prepar√© un plan de p√°gina y materiales con prioridad.


Dise√Īo final

E incluso en este formato, ha pasado casi un a√Īo desde el comienzo del √ļltimo dise√Īo hasta la publicaci√≥n del libro. Al principio, acordamos el dise√Īo. Luego, el dise√Īador del dise√Īo hizo un borrador durante mucho tiempo, despu√©s de lo cual busqu√© nuevas fotograf√≠as y modifiqu√© el texto. El perfeccionismo no permit√≠a colocar im√°genes en un libro as√≠, en diferente calidad y con defectos de escaneo, es por eso que procesamos cada una de 1000 fotos, eliminando manualmente pliegues, artefactos y una trama de impresi√≥n.



Al mismo tiempo, firm√© acuerdos con titulares de derechos de autor, busqu√© materiales con una calidad √≥ptima; en general, hice el trabajo t√©cnico aburrido restante. Despu√©s del final del dise√Īo, no pudo resistirse e imprimi√≥ un par de libros en una impresora a color para presumir ante los lectores.



Como resultado, tres a√Īos despu√©s del inicio de la campa√Īa de crowdfunding, llegu√© a la prensa. Me ofrecieron contactos de varias imprentas (desde peque√Īos centros de copia hasta grandes empresas), pero ya entend√≠ que un pedido tan grande (mil quinientos libros de gran formato) solo puede completarlo una planta de impresi√≥n completa. Fui a una librer√≠a y estudi√© todos los libros de arte en los estantes: como resultado, seleccion√© tres cosechadoras (en Riga, Mosc√ļ y Tver), que me gustaron en t√©rminos de calidad de impresi√≥n, buen papel y la falta de jambas.


Así es como se ve una gran industria de impresión donde se hacen libros

Despu√©s de solicitar ofertas comerciales, los letones ganaron inesperadamente. Al mismo tiempo, el costo de la impresi√≥n a√ļn sali√≥ mucho m√°s alto de lo que esperaba en 2015: menos de un mill√≥n de rublos. Result√≥ ser una encuadernaci√≥n de tela muy costosa, aproximadamente un tercio del costo del libro (est√° claro por qu√© rara vez se hace). Por supuesto, la impresi√≥n a todo color y el papel recubierto europeo de calidad resultaron ser costosos. Pero, sorprendentemente, no cuesta nada en absoluto: un marcador de tela (lassa): a los editores les gusta derrochar de esta manera, entrecerrando los ojos bajo literatura "cara".


P√°ginas de libros sin coser en una imprenta

La imprenta misma en una gran imprenta no tard√≥ m√°s de un par de d√≠as. Y luego el libro fue a Mosc√ļ, o m√°s bien, al centro log√≠stico en Domodedovo, por otro mes m√°s o menos. Luego comet√≠ otro error fatal: eleg√≠ un cami√≥n para transportar libros no por peso, sino por volumen. Como resultado, el peque√Īo "Porter" naturalmente dobl√≥ el cuerpo de una tonelada y media y las puertas traseras dejaron de cerrarse. Por supuesto, trajimos libros, pero no pudimos acelerar ni m√°s de 40 km / h en la autopista de Varsovia.

El décimo error: nunca cargue más de una tonelada en el Porter :-)



11. Presentación y envío. Ventas


Despu√©s de recibir los libros, comenc√© a organizar una presentaci√≥n. No pude encontrar una habitaci√≥n gratuita para 400-500 personas, y al final divid√≠ el programa en varias partes: para patrocinadores, suscriptores "justos" y para todos los interesados. Por cierto, result√≥ que aquellos que no participaron directamente en la campa√Īa de crowdfunding y mostraron inter√©s despu√©s de esto (suscribi√©ndose a grupos de libros en las redes sociales, golpe√°ndome con mensajes, etc.), solo uno de cada tres compr√≥ el libro, el resto, aparentemente, Me gust√≥ m√°s el proceso en s√≠.

Ahora sobre el correo. Al comienzo de la campa√Īa, promet√≠ tontamente la entrega en Rusia. Por qu√© tontamente: en primer lugar, durante el crowdfunding, muchos se mudaron y nuestros patrocinadores se dispersaron por todo el pa√≠s. En segundo lugar, la entrega a algunas regiones result√≥ ser muy costosa: por ejemplo, en algunas ciudades siberianas en primavera y oto√Īo, mientras el hielo a√ļn no ha subido / no se ha derretido, solo puede llegar por aire, lo que se refleja en las tarifas. En tercer lugar, no me imaginaba qu√© tipo de hemorroides era: empacar paquetes y paquetes, llevarlos por correo, esperar a que un empleado publicara todo, etc. En total, envi√© unos 70 paquetes y pas√© varios d√≠as en √©l.
Undécimo error: no envíe lotes por correo ruso. Ofrecer servicios de recogida o entrega privada.


En alg√ļn momento, las parcelas y las parcelas se encuentran en absolutamente todos los rincones.

Le di parte de los libros a las tiendas para la venta. Recuerdo que cuando imprimimos literatura científica en el departamento, el mayor problema era venderla; entregamos libros a la tienda al costo (100-150 rublos), y con la comisión del distribuidor (almacenado en un almacén y enviado a las tiendas) y el vendedor, el precio fue de 450-500 rublos.

Con el libro sobre MSU todo salió mejor. Cuanto mayor sea el precio del libro, menor será la comisión relativa del distribuidor: como resultado, entregué el libro por 1400-1500 rublos, y cuesta alrededor de 2000-2500 rublos en la tienda. Sin embargo, el largo ciclo de ventas es frustrante: mientras el distribuidor recoge el libro, mientras los vendedores lo compran, lo venden y devuelven el dinero a lo largo de la cadena, lleva hasta seis meses. Como resultado, las ventas se transforman en dinero con un gran retraso. Haga un seguimiento de la dinámica de ventas, responda a los indicadores en tiendas individuales: para la industria del libro, esto no es más que ciencia ficción; mientras que las tiendas ni siquiera pueden reponer rápidamente las existencias de libros. Como resultado, en el mismo Ozone, el libro abandona periódicamente las ventas durante un par de semanas (las existencias están agotadas, la entrega y la publicación demoran de 2 a 3 semanas).

12. Resultados


Inicialmente, consider√© el libro no solo como un homenaje a la Universidad Estatal de Mosc√ļ, sino tambi√©n como una empresa comercial exitosa y f√°cil. Sin embargo, result√≥, al menos, nada f√°cil. M√°s tarde me di cuenta de esto: si nadie hizo algo bueno y necesario, entonces hay dificultades. As√≠ que aqu√≠: la falta de un libro sobre el edificio de la Universidad Estatal de Mosc√ļ se explica por la cercan√≠a de la universidad, la falta de rentabilidad de toda la empresa y la disminuci√≥n del mercado de libros ilustrados.

El costo del libro finalmente ascendi√≥ a m√°s de 1000 rublos, excluyendo el env√≠o, a pesar de que los participantes de la campa√Īa de crowdfunding pagaron 900 cada uno. Como resultado de la campa√Īa del libro, pagu√© con mi dinero (incluido el dinero prestado) para no tirar el proyecto a la mitad . El libro se comi√≥ una gran cantidad de nervios, tiempo y energ√≠a; de hecho, pas√© tres a√Īos trabajando en este proyecto y durante mucho tiempo no podr√© recuperar mis costos. Seg√ļn mis c√°lculos, solo en el tercer sorteo finalmente puedo obtener una compensaci√≥n, si tengo la fuerza para llegar a √©l.
Duodécimo error: nunca esperes ganar dinero con los libros


Presupuesto total del proyecto

Por otro lado, el libro me trajo a una gran cantidad de personas interesantes y afectuosas. Vi con mis propios ojos c√≥mo funciona la editorial, la industria del museo y obtuve mucha experiencia en fotograf√≠a. Realmente me gusta aprender algo nuevo, y la arquitectura se ha convertido en un pasatiempo maravilloso. Bueno y lo m√°s importante: finalmente obtuve lo que me faltaba: un libro sobre el Edificio Principal de la Universidad Estatal de Mosc√ļ, que siempre quise leer.

PS Habraeffect destruyó rápidamente las existencias de libros sobre el ozono. Puede usar cualquier otra tienda en línea; los precios más bajos, que yo sepa, en Urban Books.

Source: https://habr.com/ru/post/444728/


All Articles