Ingl√©s y TI: ¬ŅB√ļho ingl√©s en un globo ruso?

imagen

Las personas con una mentalidad técnica están ansiosas por encontrar un sistema en todo. Al aprender inglés, tan demandado en TI, muchos programadores se enfrentan al hecho de que no pueden entender cómo funciona este idioma, su sistema.

"¬ŅQui√©n tiene la culpa?"


Cual es el problema Parece que un programador que a menudo conoce varios lenguajes de programación formales, o un administrador de sistemas, que puede jugar con sistemas complejos sin esfuerzo, debería haber dominado un idioma tan simple como el inglés sin dificultad.

Desafortunadamente, en la pr√°ctica com√ļn de aprender ingl√©s no es tan simple. Ense√Īan el idioma y escriben manuales de humanidades con una mentalidad diferente a la de los especialistas t√©cnicos. Condicionalmente, los creadores de programas y manuales para aprender ingl√©s presentados en el mercado actual se pueden dividir en dos categor√≠as:


Ambos enfoques para ense√Īar ingl√©s tienen ventajas y desventajas. Una caracter√≠stica com√ļn los une: los m√©todos se crean a partir de elementos generales, es decir a un sistema al que, con mayor frecuencia, en la pr√°ctica, las cosas nunca llegan.

Comenzando a aprender sobre la base de tal principio, una persona no tiene una idea clara de qué tipo de sistema de lenguaje estudiará. Durante el proceso de aprendizaje, el alumno no tiene una idea clara de qué segmento particular del sistema está entrenando actualmente, cómo se integra el elemento que se está estudiando en el esquema general y dónde estará en demanda. En general, no hay una estructura necesaria para un especialista en la profesión técnica (y no solo) para entrenar significativamente una habilidad.

Los autores de libros de texto de habla rusa basados ‚Äč‚Äčen el principio de traducci√≥n gramatical pr√°cticamente implementan en los ejercicios una gram√°tica descriptiva o discriminatoria, que es impartida por ling√ľistas te√≥ricos, que solo tienen una relaci√≥n indirecta con la pr√°ctica del habla. A pesar del profundo estudio de los elementos gramaticales, en los que difiere este m√©todo, el resultado obtenido, por regla general, se reduce a elementos bien desarrollados del sistema, que a menudo permanecen con el estudiante solo conocimiento fragmentario, no reunido en el sistema pr√°ctico de un lenguaje vivo.

El enfoque comunicativo se reduce a memorizar patrones de habla, lo que, a su vez, tampoco proporciona habilidades ling√ľ√≠sticas significativas a nivel del creador del habla. Dado que los creadores del enfoque comunicativo son los propios hablantes, solo pueden ofrecer su propia idea del idioma desde adentro, al no poder presentarlo, interpret√°ndolo desde afuera como un sistema que contrasta con el sistema del idioma nativo del estudiante de habla rusa.

Adem√°s, los hablantes ni siquiera sospechan que sus estudiantes de habla rusa tienen un paradigma ling√ľ√≠stico completamente diferente y operan en categor√≠as gramaticales completamente diferentes. Por lo tanto, parad√≥jicamente, los hablantes nativos que no hablan el idioma ruso no pueden transmitir a los hablantes de ruso todos los matices de su ingl√©s nativo.

Problema mundial del b√ļho


El sistema ruso y el sistema inglés contrastan incluso en el plano cognitivo. Por ejemplo, la categoría de tiempo en inglés se interpreta de manera completamente diferente que en ruso. Estas son dos gramáticas basadas en principios opuestos: el inglés es un idioma analítico , mientras que el ruso es un idioma sintético .

Comenzando a aprender el idioma sin tener en cuenta este matiz tan importante, el estudiante cae en la trampa. Por defecto, naturalmente buscando encontrar un sistema familiar, nuestras mentes piensan que est√°n aprendiendo el mismo idioma que el ruso, pero solo ingl√©s. Y, sin importar cu√°nto estudie el estudiante en ingl√©s, sigue un ciclo, sin sospecharlo, contin√ļa "empujando a la lechuza inglesa al globo ruso". Este proceso puede llevar a√Īos o incluso d√©cadas.

"¬ŅQu√© hacer?", O Despliegue al cerebro


Es muy fácil romper la práctica del callejón sin salida en el marco del enfoque del "Método 12", adaptado a las particularidades de los especialistas técnicos de habla rusa. El autor resuelve las dificultades anteriores al introducir dos elementos inusuales en el entrenamiento.

Primero, antes de comenzar a estudiar inglés, el estudiante aprende claramente la diferencia entre las gramáticas rusas e inglesas, comenzando en su lengua materna para distinguir entre estas dos formas de pensar.

Por lo tanto, el estudiante obtiene inmunidad confiable al caer en el "error" de la intuitiva "tirar del inglés al ruso", que retrasa el proceso de aprendizaje durante mucho tiempo, como se describió anteriormente.

En segundo lugar, el marco del sistema lógico cognitivo del idioma inglés se carga en la conciencia en el idioma nativo antes de que comience el estudio del inglés. Es decir, el aprendizaje se construye desde dominar el algoritmo gramatical general hasta practicar sus elementos particulares. Además, al llenar este marco con contenido en inglés, el alumno usa construcciones gramaticales que ya le son familiares.

"Revoluci√≥n rusa", o milagros de psicoling√ľ√≠stica


Ambas etapas toman solo alrededor de 10 horas acad√©micas de clases con el maestro o alg√ļn tiempo para que el alumno trabaje de manera independiente en los materiales establecidos en el dominio p√ļblico. Dicha inversi√≥n preliminar, adem√°s de ser un proceso bastante emocionante para el estudiante, que representa una especie de juego mental, ahorra una gran cantidad de tiempo y recursos financieros, crea una atm√≥sfera c√≥moda de dominio consciente de la habilidad y aumenta significativamente la autoestima del estudiante.

La práctica de usar este método ha demostrado que los especialistas en TI dominan y aprenden gramática inglesa mejor y más rápido que otros estudiantes: un enfoque algorítmico y determinista de la gramática, la simplicidad y la lógica del sistema se correlacionan perfectamente con las habilidades profesionales de los técnicos.

El autor llam√≥ a este pirateo sistem√°tico de la vida acad√©mica "M√©todo 12" por el n√ļmero de tipos b√°sicos de formas temporales (o, en la vida cotidiana, "tiempos verbales") que conforman el esqueleto del sistema de gram√°tica inglesa.

Cabe mencionar que esta t√©cnica aplicada es una implementaci√≥n pr√°ctica de los principios te√≥ricos de la psicoling√ľ√≠stica formulados por cient√≠ficos tan destacados como N. Chomsky, L. Shcherba, P. Halperin.

Source: https://habr.com/ru/post/444888/


All Articles