Cómo los libros de ciencia soviéticos se convirtieron en un artefacto entre físicos e ingenieros en India



En 2012, se produjo un incendio en el noreste de Mosc√ļ. El antiguo edificio con pisos de madera se incendi√≥, el fuego se extendi√≥ r√°pidamente a las casas vecinas. Los bomberos no pudieron llegar al lugar: todos los estacionamientos alrededor estaban llenos de autom√≥viles. El fuego barri√≥ mil quinientos metros cuadrados. Tampoco fue posible llegar al hidrante, por lo que los rescatistas utilizaron un tren de bomberos e incluso dos helic√≥pteros. Un empleado del Ministerio de Emergencias muri√≥ en el incendio.

Al final resultó que, el incendio comenzó en la casa de la editorial Mir.

Es poco probable que este nombre diga algo a la mayor√≠a de las personas. Editorial y editorial, otro fantasma de la era sovi√©tica, que durante treinta a√Īos no ha lanzado nada, pero por alguna raz√≥n continu√≥ existiendo. A fines de la d√©cada de 2000, estaba al borde de la bancarrota, pero de alguna manera pag√≥ deudas, a qui√©n y lo que sea que deb√≠a. Toda su historia moderna es un par de l√≠neas en Wikipedia sobre saltos entre todo tipo de MGUP SHMUP FMUP, que est√°n acumulando polvo en las carpetas de Rostec (si crees en Wikipedia, nuevamente).

Pero detrás de las líneas burocráticas no hay una palabra sobre el enorme legado que dejó el "Mundo" en India y cómo influyó en la vida de varias generaciones.

Hace unos días, patientzero dejó caer un enlace a un blog donde se cargaron libros científicos soviéticos digitalizados. Pensé que alguien estaba convirtiendo su nostalgia en una buena causa. Resultó ser cierto, pero un par de detalles hicieron que el blog fuera inusual: los libros estaban en inglés y los indios los discutieron en los comentarios. Todos escribieron lo importante que estos libros fueron para ellos en la infancia, compartieron historias y recuerdos, y dijeron lo genial que sería tenerlos en papel ahora.

Busqu√© en Google y cada nuevo enlace me sorprendi√≥ cada vez m√°s: columnas, publicaciones, incluso documentales sobre la importancia de la literatura rusa para la gente de la India. Esto fue un descubrimiento para m√≠, del cual me da verg√ľenza hablar ahora, no puedo creer que haya pasado una capa tan grande.

Resulta que la literatura científica soviética se ha convertido en una especie de culto en la India. Los libros de la editorial sin gloria que hemos desaparecido todavía valen su peso en oro al otro lado del mundo.

‚ÄúEran muy populares por su calidad y precio. Estos libros eran accesibles y demandados incluso en peque√Īos asentamientos, no solo en las grandes ciudades. Muchos fueron traducidos a diferentes idiomas indios: hindi, bengal√≠, tamil, telugu, malayalam, marathi, gujarati y otros. Esto ampli√≥ enormemente la audiencia. Aunque no soy un experto, creo que una de las razones para bajar el precio fue un intento de reemplazar los libros occidentales, que eran muy caros en ese momento (y ahora tambi√©n) ", me dijo Damitr, el autor del blog. [ Damitr es un acr√≥nimo en nombre del autor, que pidi√≥ no revelar. ]

Es físico por formación y se considera un bibliófilo. Ahora es investigador y profesor de matemáticas. Damiter comenzó a coleccionar libros a finales de los 90. Luego ya no se imprimieron en la India. Ahora tiene alrededor de 600 libros soviéticos, algunos los compró de libros de segunda mano o de segunda mano, otros se los dieron. “Con estos libros fue mucho más fácil para mí aprender, y quiero que la mayor cantidad de gente posible los lea también. Por eso empecé mi blog ".



Cómo llegaron los libros soviéticos a la India


Dos a√Īos despu√©s de la Segunda Guerra Mundial, India dej√≥ de ser una colonia de Gran Breta√Īa. Los per√≠odos de grandes cambios son siempre los m√°s dif√≠ciles y m√°s calientes. La India independiente estaba llena de personas de diferentes puntos de vista, que ahora tuvieron la oportunidad de mover las bases, donde lo consideran necesario. El mundo a su alrededor tambi√©n era ambiguo. La Uni√≥n Sovi√©tica y Am√©rica intentaron llegar, al parecer, a cada rinc√≥n para atraerlos a su campamento.

La poblaci√≥n musulmana se separ√≥ y fund√≥ Pakist√°n. Los territorios fronterizos, como siempre, se volvieron controvertidos, y all√≠ comenz√≥ la guerra. Estados Unidos apoy√≥ a Pakist√°n, la Uni√≥n Sovi√©tica - India. En 1955, el Primer Ministro de la India visit√≥ Mosc√ļ, Jruschov realiz√≥ una visita de regreso ese mismo a√Īo. As√≠ comenz√≥ una relaci√≥n larga y muy estrecha entre pa√≠ses. Incluso cuando la India estaba en conflicto con China en los a√Īos 60, la URSS mantuvo oficialmente la neutralidad, pero la asistencia financiera para la India fue mayor, lo que arruin√≥ un poco las relaciones con China.

Debido a la amistad con la Unión, hubo un movimiento fuertemente comunista en la India. Y luego los barcos con toneladas de libros fueron a la India y a nosotros, kilómetros de rollos de película con cine indio.

‚ÄúTodos los libros nos llegaron a trav√©s del Partido Comunista de India, y los fondos de ventas reponen sus fondos. Por supuesto, entre otros libros, estaba el mar y el mar de los vol√ļmenes de Lenin, Marx y Engels, y muchos libros sobre filosof√≠a, sociolog√≠a e historia eran bastante parciales. Pero en matem√°ticas, en ciencias, el sesgo es mucho menor. Aunque, en uno de los libros de f√≠sica, el autor explic√≥ el materialismo dial√©ctico en el contexto de las variables f√≠sicas. No dir√© si la gente era esc√©ptica de los libros sovi√©ticos en esos d√≠as, pero ahora la mayor√≠a de los coleccionistas de literatura sovi√©tica son centristas con un sesgo de izquierda o francamente de izquierda ".

Damitre me mostró varios textos de la "edición de la izquierda" india de The Frontline dedicada al centenario de la Revolución de Octubre. En uno de ellos, el periodista Vijay Prasad escribe que el interés en Rusia apareció incluso antes, en la década de 1920, cuando los indios se inspiraron en el derrocamiento del régimen zarista en nuestro país. Luego, los manifiestos comunistas y otros textos políticos se tradujeron clandestinamente al indio. A fines de la década de 1920, los libros de la Rusia soviética de Jawaharlal Nehru y las Cartas de Rabindranath Tagore de Rusia eran populares entre los nacionalistas indios.

No es de extra√Īar que la idea de la revoluci√≥n fuera tan agradable para ellos. En la posici√≥n de la colonia brit√°nica, las palabras "capitalismo" e "imperialismo" por defecto ten√≠an el mismo contexto negativo que el gobierno sovi√©tico puso en ellas. Pero despu√©s de treinta a√Īos, no solo la literatura pol√≠tica se hizo popular en la India.

¬ŅPor qu√© los libros sovi√©ticos son tan queridos en la India?


Para India tradujeron todo lo que le√≠mos. Tolstoi, Dostoievski, Pushkin, Ch√©jov, Gorki. Un mar de libros infantiles, por ejemplo, "Deniskins Stories" o "Chuck and Huck". Desde el exterior, nos parece que la India, con su rica historia antigua, gravita en mitos misteriosos e historias m√°gicas, pero fue el realismo, la rutina y la simplicidad de los libros sovi√©ticos lo que soborn√≥ a los ni√Īos indios.

Un documental llamado Red Stars Lost in the Fog sobre literatura sovi√©tica fue filmado en India el a√Īo pasado. Los directores prestaron la mayor atenci√≥n a los libros infantiles en los que crecieron los personajes de la pel√≠cula. Por ejemplo, Rugvedita Parah, una pat√≥loga oncol√≥gica de la India, habl√≥ de su actitud de la siguiente manera: ‚ÄúLos libros rusos son mis favoritos porque no est√°n tratando de ense√Īar. No indican la moraleja de la f√°bula, como en Esopo o en Panchatantra. "No entiendo por qu√© incluso libros tan buenos como el libro de texto Madre de Shyama deber√≠an estar llenos de clich√©s".

‚ÄúSe distinguieron por el hecho de que nunca trataron de ser fr√≠volos o bajar a la personalidad del ni√Īo. No ofenden su intelecto ‚ÄĚ, dijo la psic√≥loga Sulbha Subramaniyam.

Desde principios de los a√Īos 60, la Editorial de Literatura Extranjera se dedicaba al lanzamiento de libros. M√°s tarde se dividi√≥ en varios por separado. "Progreso" y "Rainbow" produjeron ficci√≥n infantil y pol√≠tica, no ficci√≥n pol√≠tica (como lo llamar√≠an ahora). Leningrado "Aurora" public√≥ libros sobre arte. La editorial Pravda public√≥ la revista infantil Misha, donde, por ejemplo, hab√≠a cuentos de hadas, crucigramas para aprender el idioma ruso e incluso direcciones para mantener correspondencia con ni√Īos de la Uni√≥n Sovi√©tica.

Finalmente, la editorial Mir publicó literatura científica y técnica.



‚ÄúLos libros cient√≠ficos, por supuesto, eran populares, pero principalmente entre personas que estaban especialmente interesadas en la ciencia, y siempre hay una minor√≠a de ellas. Quiz√°s la popularidad de los cl√°sicos rusos en el idioma indio (Tolstoi, Dostoievski) tambi√©n les ayud√≥. Los libros eran tan baratos y extendidos que se percib√≠an casi una sola vez. Por ejemplo, en las clases escolares, se recortaron im√°genes de estos libros ‚ÄĚ, dice Damitre.

Deepa Bhashti escribe en su columna para The Calvert Journal que cuando leía libros científicos, la gente no sabía nada y no podía enterarse de sus autores. A diferencia de los clásicos, a menudo estos eran empleados comunes de institutos de investigación:

“Ahora Internet me ha contado [de dónde provienen estos libros], sin una sola pista de autores, de sus historias personales. Internet todavía no me ha dicho los nombres de Babkov, Smirnov, Glushkov, Maron y otros científicos e ingenieros de institutos estatales que escribieron libros de texto sobre cosas como la construcción de aeropuertos, transferencia de calor y transferencia de masa, mediciones de radio y mucho más.

Mi deseo de convertirme en astrof√≠sico (hasta que fue recuperado por un f√≠sico en la escuela secundaria) surgi√≥ debido a un peque√Īo libro azul llamado "Space at Your Home" de F. Rabiza. Trat√© de averiguar qui√©n era Rabiza, pero no hab√≠a nada sobre √©l en ning√ļn sitio de fan√°ticos de la literatura sovi√©tica. Aparentemente, deber√≠a tener suficientes iniciales despu√©s del apellido. Las biograf√≠as de los autores pueden no haber sido interesantes para la patria a la que sirvieron ".

"Mis favoritos eran los libros de Lev Tarasov", dice Damiter, "su nivel de inmersi√≥n en el tema, seg√ļn su comprensi√≥n, fue incre√≠ble. El primer libro que le√≠ lo escribi√≥ con su esposa Albina Tarasova. Se llamaba "Preguntas y respuestas en f√≠sica escolar". All√≠, en forma de di√°logo, se explican muchos conceptos err√≥neos del curr√≠culo escolar. Este libro me ha aclarado mucho. El segundo libro que le√≠ de √©l es "Fundamentos de la mec√°nica cu√°ntica". En √©l, la mec√°nica cu√°ntica se considera con todo rigor matem√°tico. Tambi√©n hay un di√°logo entre el f√≠sico cl√°sico, el autor y el lector. Tambi√©n le√≠ su "Este incre√≠ble mundo sim√©trico", "Discusiones sobre la refracci√≥n de la luz", "Un mundo construido sobre la probabilidad". Cada libro es una perla, y tuve la suerte de poder pasarlos a otros ".

Cómo guardar libros después del colapso de la URSS


Para los a√Īos 80, hab√≠a una cantidad incre√≠ble de libros sovi√©ticos en la India. Como fueron traducidos a muchos idiomas locales, los ni√Īos indios aprendieron literalmente a leer palabras nativas de libros rusos. Pero con el colapso de la Uni√≥n, todo se detuvo abruptamente. Para ese entonces, India ya estaba en una profunda crisis econ√≥mica, y el Ministerio de Relaciones Exteriores de Rusia dijo que no estaba interesado en una relaci√≥n especial con Nueva Delhi. A partir de este momento, dejaron de subsidiar la traducci√≥n y publicaci√≥n de libros en la India. En la d√©cada de 2000, los libros sovi√©ticos desaparecieron por completo de los estantes.

Solo unos pocos a√Īos fueron suficientes para que la literatura sovi√©tica sea casi olvidada, pero con la difusi√≥n masiva de Internet, comenz√≥ su nueva popularidad. Los entusiastas se reunieron en comunidades en Facebook, mantuvieron correspondencia en blogs separados, buscaron todos los libros que se pueden encontrar y comenzaron a digitalizarlos.

En la película "Red Stars Lost in the Fog", también contaron cómo los editores modernos tomaron la idea no solo de recolectar y digitalizar, sino de reeditar oficialmente libros antiguos. Al principio intentaron encontrar a los titulares de los derechos de autor, pero no pudieron, por lo que simplemente comenzaron a recolectar las copias sobrevivientes, tradujeron nuevamente lo que se perdió y lo imprimieron.


Disparo de la película "Red Stars Lost in the Fog".

Pero si la ficci√≥n se pod√≠a olvidar sin apoyo, la ficci√≥n segu√≠a siendo demandada. Seg√ļn Damitra, ella todav√≠a est√° en uso en c√≠rculos acad√©micos:

‚ÄúMuchos profesores y profesores en universidades, f√≠sicos reconocidos, me recomendaron libros sovi√©ticos. La mayor√≠a de los ingenieros que a√ļn trabajan en nuestro tiempo, estudiaron en ellos.

La popularidad de hoy se debe al sofisticado examen IIT-JEE para especialidades de ingeniería. Muchos estudiantes y tutores simplemente rezan por los libros de Herodov, Zubov, Shalnov y Volkenstein. No estoy seguro de si la ficción soviética y los libros infantiles son populares entre la generación moderna, pero "Resolver los problemas básicos de la física" de Herodes todavía es reconocido como el estándar de oro ".


El lugar de trabajo de Damitra, donde digitaliza libros.

Sin embargo, la preservaci√≥n y popularizaci√≥n, incluso de libros cient√≠ficos, es obra de pocos entusiastas: ‚ÄúHasta donde yo s√©, solo un par de personas coleccionan libros sovi√©ticos adem√°s de m√≠, esta no es una tarea muy com√ļn. Cada a√Īo, hay menos libros de tapa dura, pero el √ļltimo de ellos se imprimi√≥ hace m√°s de treinta a√Īos. Menos y menos lugares donde se pueden encontrar libros sovi√©ticos. Muchas veces, me pareci√≥ que el libro que encontr√© era la √ļltima copia existente.

Adem√°s, el coleccionismo de libros es un pasatiempo moribundo. "Conozco muy pocas personas (a pesar de que vivo en la academia) que tienen m√°s de una docena de libros en casa".



Los libros de Lev Tarasov todav√≠a se est√°n republicando en varias editoriales rusas. Continu√≥ escribiendo despu√©s del colapso de la Uni√≥n, cuando ya no fueron llevados a la India. Pero no recuerdo que su nombre fuera muy popular entre nosotros. Incluso los motores de b√ļsqueda en las primeras p√°ginas dan leones Tarasov completamente diferentes. Me pregunto qu√© pensar√≠a Damiter sobre esto.

O lo que pensar√≠an los editores si supieran que Mir, Progress y Rainbow, cuyos libros quieren imprimir, todav√≠a existen, pero parece que solo en los registros de personas jur√≠dicas. Y cuando la editorial Mir estaba en llamas, el legado de su libro fue el √ļltimo tema que se discuti√≥ m√°s tarde.

Ahora todos tratan a la URSS. Yo mismo tengo muchas contradicciones sobre él. Pero por alguna razón, escribir y admitirle a Damitra que no sabía nada sobre esto, de alguna manera fue vergonzoso y triste.

Source: https://habr.com/ru/post/445414/


All Articles