Hierro viejo: herramientas electrónicas que se pierden en las profundidades de la historia.

Los instrumentos musicales electrónicos tienen una rica historia. Es cierto que muchos, incluidos los extremadamente curiosos, son olvidados. Recordemos algunos de ellos.

Conoce el micrófono, el piano optofónico y el super piano .


Foto Martijn Nijenhuis / CC BY-ND

Electrón y Partitrofón


Antes de convertirse en un entusiasta de la m√ļsica electr√≥nica, el alem√°n J√∂rg Mager fue profesor y organista. En uno de los d√≠as calurosos, descubri√≥ que el calor hab√≠a cambiado ligeramente el sonido del √≥rgano. Este fen√≥meno captur√≥ a J√∂rg Mager y fue la raz√≥n de su fascinaci√≥n por la m√ļsica y la escala de microtonos , que conten√≠a intervalos de un cuarto de tono. Escribi√≥ un trabajo cient√≠fico sobre este tema y en 1912 desarroll√≥ una armon√≠a de cuarto de tono, capaz, como su nombre lo indica, de producir sonidos en incrementos de cuarto de tono.

Unos a√Īos m√°s tarde, Mager no abandon√≥ su pasi√≥n por la microcrom√°tica y se uni√≥ a un grupo de m√ļsicos liderados por el compositor italiano Ferruccio Busoni, que intent√≥ ir m√°s all√° del sistema europeo de temperamento uniforme de 12 etapas. J√∂rg estaba seguro: para lograr este objetivo, no tiene sentido modificar los instrumentos cl√°sicos, es mejor crear uno propio.

Propuso usar tubos de radio como base para los instrumentos de la nueva era. Mager era ut√≥pico e idealista y no ten√≠a dudas de que el futuro de la m√ļsica radica en la tecnolog√≠a de radio. Entonces, en 1921, apareci√≥ un electr√≥fono .

Era un instrumento monof√≥nico, cuyo principio se parec√≠a a √©l. Utiliz√≥ dos generadores de oscilaci√≥n de 50 kilohercios, cuyas frecuencias se superpusieron entre s√≠. Como resultado, se form√≥ una se√Īal en el rango distinguible por el o√≠do humano.

La innovaci√≥n de Mager fue que el tono no se controlaba presionando las teclas, sino moviendo un mango de metal. Debajo del mango hab√≠a una placa de semic√≠rculo con marcas seg√ļn la escala crom√°tica. Se extrajo sonido continuo del micr√≥fono y se proporcion√≥ la capacidad de reproducir glissando .

Más tarde, Jörg finalizó su instrumento: agregó una segunda perilla, cuyo movimiento interrumpió el constante glissando con una nota diferente, así como dos pedales para controlar el volumen de ambos sonidos. Una herramienta modificada se conoce con un nombre diferente: un teléfono de esfera .

En el verano de 1926, en el festival de m√ļsica de Donaueschingen, Mager toc√≥ en su tel√©fono con esfera y el instrumento comenz√≥ a ganar fama en los c√≠rculos profesionales. Por ejemplo, Georgy Rimsky-Korsakov, nieto de Nikolai Rimsky-Korsakov, escribi√≥ una serie de bocetos experimentales en cuarto de tono para √©l, y el compositor alem√°n Paul Hindemith abog√≥ firmemente por la continuaci√≥n del desarrollo de Mager.

Y Jörg continuó mejorando su invento. Por ejemplo, reemplacé las manijas con dos filas de teclas y obtuve un teléfono de esfera con un teclado. Más tarde, agregó tres filas más para transmitir con su ayuda los tonos de varios instrumentos de orquesta, y llamó al nuevo dispositivo un partitrofón . Sin embargo, no estaba destinado a ganar una gran popularidad.

En 1930, el trautonio vio la luz (hablamos de ello la √ļltima vez ), la invenci√≥n del ingeniero alem√°n Friedrich Trautwein, que eclips√≥ el instrumento de Mager con su apariencia. Trautonium utiliz√≥ filtros de formato y proporcion√≥ la variedad t√≠mbrica m√°s amplia. Adem√°s, Trautvine no se centr√≥ en la m√ļsica de microtonos, que, sin embargo, sigui√≥ siendo el destino de un estrecho c√≠rculo de conocedores.

Entonces comenzó la Segunda Guerra Mundial, y ni una sola herramienta de Mager sobrevivió.

Piano optofónico: instrumento y objeto de arte.


En 1916, el artista de vanguardia Vladimir Baranov-Rossine comenz√≥ a desarrollar un instrumento en el que intentaba combinar m√ļsica y luz. As√≠ naci√≥ el opt√≥fono : un peque√Īo piano con un teclado de tres octavas, donde el sonido, como en el caso del electr√≥n, se produjo debido a la diferencia de dos se√Īales de alta frecuencia.

Al mismo tiempo, el instrumento musical no solo emitió sonidos, sino que también proyectó la imagen en superficies planas. Un conjunto de discos y filtros de vidrio que el artista pintó fue responsable de la "función óptica" del dispositivo: resultaron simples prismas monocromáticos, lentes y espejos.

Como resultado, el instrumento reprodujo m√ļsica y proyect√≥ simult√°neamente patrones caleidosc√≥picos en la superficie. Result√≥ algo as√≠ como una instalaci√≥n multimedia. M√°s tarde, el artista desarroll√≥ su idea y en 1920 hizo una versi√≥n de un opt√≥fono , donde cada tecla correspond√≠a a un cierto sonido y color, y su brillo fue cambiado por filtros.

Era posible escuchar el instrumento principalmente en las exposiciones del propio Baranov-Rossine. En Rusia, dio dos conciertos en √©l: en el Teatro Meyerhold y en el Bolshoi, pero m√°s a menudo se present√≥ en Europa. En el futuro, el opt√≥fono todav√≠a se encontraba al margen de la historia: el concepto de arte sint√©tico, con la uni√≥n de la luz y la m√ļsica, permaneci√≥ en el espacio de los experimentos art√≠sticos y no lleg√≥ al p√ļblico en general.

S√ļper piano y sinfon√≠a


En 1927, el arquitecto e inventor austríaco Emmerich Spielmann patentó el super piano , un instrumento en el que la producción de sonido se basaba en un sistema fotoóptico. Un rayo de luz cayó a través de un disco de vidrio giratorio sobre una célula fotovoltaica. Debido a las interrupciones regulares del haz, surgió un sonido oscilante.

En la construcción del super piano, se utilizaron discos de celuloide negro dispuestos en dos filas de 12 piezas. Se hicieron agujeros de varias formas en los discos, agrupados en siete círculos céntricos (cada uno correspondiente a una octava). Gracias a la combinación de tonos puros y armónicos, el sonido fue vivo y profundo.

Foto: 120 a√Īos / PD / Super Piano

En 1929, Spielmann present√≥ el super piano en la radio de Viena RAVAG, dando una conferencia sobre el tema "La luz puede hablar, la luz crea m√ļsica".

El inventor plane√≥ vender su creaci√≥n a un precio de $ 300 . Se supon√≠a que era una herramienta para la creaci√≥n de m√ļsica casera y el muestreo simple: se pod√≠an hacer agujeros en los discos de celuloide, lo que hipot√©ticamente hac√≠a posible imitar toda la gama de instrumentos de orquesta.

Poco después, Shpilman desarrolló otro instrumento con un principio de acción similar: la sinfonía . Combinaba los sonidos de varios instrumentos musicales, desde vientos hasta cuerdas, y había quince combinaciones de timbres.

Con el inicio de la Segunda Guerra Mundial, el proyecto Shpilman se desvaneció y el super piano nunca salió a la venta. Solo una copia de este instrumento sobrevivió a la guerra: en 1947 se exhibió en el Museo Técnico de Viena.

El propio Shpilman se mud√≥ a Nueva York, donde continu√≥ trabajando en su instrumento, pero aparentemente fue eclipsado por un √≥rgano de sonido ligero, una creaci√≥n de Edwin Welte. Y en el futuro, el √≥rgano Hammond tom√≥ posesi√≥n del mercado de instrumentos de m√ļsica para el hogar ( hablamos de ello en nuestro blog ).

La historia de los instrumentos electrónicos es la historia de las ideas en el aire y la voluntad del azar. No todos los inventos, incluso los originales y prometedores, se han hecho famosos o tienen éxito comercial, pero las innovaciones de sus creadores son realmente inspiradoras.



Lectura adicional - del "Mundo de la alta fidelidad" y el canal de Telegram "Audiomanía":

A. Sonido en el cable: la historia del telégrafo
Bobbiniki: una breve historia de las grabadoras de carrete
Highway Hi-Fi: una historia de jugadores de récords


Source: https://habr.com/ru/post/445518/


All Articles